copyright

Opinión

La Internet en la mira: ¿es realmente necesario regularla?

5 Jul , 2018  

Entre debates por neutralidad de la red, el GDPR que puso a no pocos de cabeza hace unas semanas y legislación que actualmente se discute en la Unión Europea bien podría decirse que, una vez más, la Internet está en la mira, aun cuando no se sabe exactamente cuál es el objetivo de todo esto. 

Resulta curioso que con cada uno de los temas mencionados las opiniones suelen estar divididas, a veces de una manera un tanto equitativa, otras veces con una clara tendencia de rechazo. Resulta igualmente curioso que aun cuando se habla del riesgo de perder la libertad de uso que caracteriza a esta plataforma varios de estos cambios se han planteado por una necesidad de innovar y democratizar las cosas por el lado de los creadores de contenido.



¿Quién tiene la razón? Es difícil responder la pregunta porque el tema es muy complejo y permite ser analizado desde muchos ángulos distintos. Si nos llevamos puramente de una cuestión de copyright y derechos de autor -un tema en sí controverial e impopular-, es fácil decir que sí, que en materia de Internet hace falta regulación porque abundan las historias y denuncias de materiales robados y utilizados indebidamente, reflejándose usualmente en la mala práctica del copy-paste, la cual está sumamente extendida.

Situaciones como estas, pero llevadas a un plano más profundo, son la razón por la que recientemente se discute en la Unión Europea una actualización de leyes de copyright para adaptarlas a la nueva realidad digital. En concreto son dos artículos el motivo de la controversia: los números 11 y 13.

El primero de estos, el artículo 11 (conocido como “impuesto google” o “link tax”), pretende cobrar a plataformas como Facebook y Google por el derecho a vincular artículos de organizaciones periodísticas y noticiosas para el disfrute de sus usuarios. Queda claro que una movida como esta tarde o temprano obligará a esas plataformas a cobrar por el acceso a esos recursos, perdiéndose inmediatamente la noción de que Internet es un lugar libre y abierto para leer y compartir información.

Tanto artículo 11 como artículo 13 propuestos por la UE son vistos como promotores de censura

Por su parte, el artículo 13 es el que más ha dado de qué hablar porque afecta directamente la habilidad de usar y compartir material online libremente, más allá de noticias y similares, al obligar a un consetimiento entre las partes antes de proceder. En pocas palabras, utilizar una foto para ilustrar un punto o compartir un artículo interesante a través de redes sociales podría sancionarse si previamente no hay un consentimiento expreso.

A propósito del artículo 13 y lo que propone las protestas no se han hecho esperar: el principal temor es que su puesta en vigencia signifique el fin de los memes, un recurso sumamente popular en estos tiempos, y que eventualmente la web se quede sin material por falta de público, recursos o incentivo. Es por eso que Wikipedia en español e italiano dejaron de funcionar esta semana, siendo el objetivo ejercer presión contra dos artículos que justamente hoy fueron rechazados en una votación del Parlamento Europeo, quedando pospuesta la decisión para septiembre.

Cierto es que obligar a un filtro de contenidos y tomar represalias por el uso de material sin consentimiento explícito va en contra de la propia naturaleza de la internet, lo mismo que cobrar a plataformas por compartir contenidos noticiosos. Sin embargo, hay una cuestión que pocos se han detenido a mirar: la propia gente, con su falta de ética, apropiación y uso indebido es la que ha llevado a este tipo de decisiones. Vale destacar que el tema no es nuevo, pues se vio 6 años atrás con SOPA y PIPA, que nunca llegaron a aplicarse en Estados Unidos.

wikipedia

El mensaje de Wikipedia a la UE

En la práctica la mayoría de las plataformas ejerce algún tipo de control sobre situaciones de infracción de derechos de autor, habilitando mecanismos que facilitan su denuncia. La razón por la que la Unión Europea y su repentino deseo de regular la Internet -que ya empezó a hacerlo en cierto modo con GDPR- causan tanto pánico es que hay una posibilidad real de que eventualmente ocurra justamente que se ponga orden en lo que bien pudiera describirse como “tierra de nadie”.

Aun cuando este debate ocurre en Europa existe la posibilidad de que su alcance, si llegaran a aplicarse los artículos, sea global, de la misma forma que se teme que los efectos de la revocación de la neutralidad en Estados Unidos se reflejen en otros países.

De seguir la tendencia podríamos prepararnos a un nuevo paradigma en donde un internet regulado podría implicar el pago de ciertos honorarios para disfrutar de sus beneficios. Si no queremos que esto llegue a ocurrir nos toca entonces revisar nuestros comportamientos y hacer un uso más ético y adecuado de una herramienta que con los años se ha estado saliendo de control.



Rocio Diaz on BloggerRocio Diaz on FacebookRocio Diaz on Twitter
Rocio Diaz
Aficionada a la tecnología en todas las vertientes desde hace más de 10 años. Para conocer un poco más de mi puedes visitar mi otro blog, Grado Seis.

, , , , ,