consola videojuego

Gaming,Videojuegos

La polémica del crossplay en las consolas

3 Jul , 2018   Galería

La compatibilidad siempre ha sido una cuestión a medias en el mundo de la tecnología, y en videojuegos no es la excepción. Es más, una de las mayores batallas de resistencia al respecto actualmente se libra en este campo, teniendo como principal protaginista y villano a Sony, que se niega a participar en el crossplay que viene promoviendo Fortnite desde marzo de este año.

Para quienes no conocen el término, crossplay hace referencia a la posibilidad de jugar títulos en diferentes consolas, y para entender el punto es importante recordar que en el mundo de los videojuegos es normal que sagas y franquicias estén asociadas a plataformas particulares. A modo de ejemplo están Mario, eternamente asociado a Nintendo, y la serie God of War, que se puede disfrutar en los Playstation de Sony.



La habilitación y adopción de crossplay permitiría, entre otras cosas, construir un futuro abierto para multijugadores, y eso para una industria donde se pone cada vez más énfasis en competencias profesionales tiene implicaciones variadas que representan en la mayoría de los casos una oportunidad.

El tema caliente en crossplay implica ahora mismo a Fortnite -el título que, sin proponérselo, empezó la polémica actual- y Sony, que queda como el malo de la película al oponerse tajantemente a participar en un fenómeno al que ya se han unido Nintendo, PC, Mac y plataformas móviles.

Aun cuando Fortnite se puede jugar en PS4, Sony bloquea la posibilidad de que usuarios de esta consola compitan con jugadores que lo hacen desde otra consola, eliminando así la esencia del crossplay y efectivamente manteniendo un ecosistema cerrado que eventualmente podría resultar menos atractivo a gamers.

Actualmente Sony representa un obstáculo en la adopción de crossplay como posible estándar futuro en videojuegos. Las razones ofrecidas por la compañía, que van desde preocupaciones de seguridad hasta la utilidad que representaría para los jugadores, no han sido del todo satisfactorias. Aún así, hay la idea de que eventualmente podrían buscarle la vuelta, a juzgar por que que escribió Shawn Layden, presidente y CEO de Sony Interactive Entertainment America (SIEA):

Los estamos escuchando, estamos viendo muchas posibilidades. Ustedes podrán imaginar que las circunstancias que rodean esto pueden afectar mucho más que un solo juego. Confío en que obtendremos una solución que será comprendida y aceptada por nuestra comunidad de jugadores, mientras que al mismo tiempo respalda nuestro negocio.

Mientras Sony asume una actitud que no pocos califican de terca, Microsoft y Nintendo permiten el crossplay no solamente para Fornite, pues también está para Rocket League y Minecraft. Estas dos compañías han invertido tiempo y dinero en crear una campaña que busca acelerar el proceso de la toma de decisión de Sony respecto al crossplay.

La respuesta de la comunidad se ha dejado sentir. Hay quienes se han quejado de que Sony tiene de rehenes sus cuentas de Fornite y que no están siendo razonables, y, del otro lado, se resalta que Microsoft tan solo quiere que todos los jugadores podamos jugar juntos. Hay miles de tuits y publicaciones en las redes sociales atacando a Sony por su decisión de no hacer el crossplay cuando fue solicitado por Microsoft.

Se tiene que mencionar que en los ultimos tres años Sony ha lidereado el mercado de ventas de consolas, vendiendo más que Microsoft y Nintendo juntos. Lo más interesante, y algo que pocos parecen recordar, es que al principio Sony fue quien dio el primer paso para empezar el crossplay y fue rotundamente rechazado por Microsoft. Esto fue en el año 2011, y el primer juego piloto iba a ser Defiance. En este articulo pueden ver la respuesta del portavoz en ese entonces.

Es cierto, sería un mundo ideal aquel en el que yo pueda jugar con mis amigos en otras consolas. También es cierto que una decisión de esta magnitud no se toma a la ligera. Sony debe dar este paso solo cuando tenga la certeza de esta decisión no afectará a los otros usuarios de su consola. Aun cuando la comunidad de Fornite es grande, esta no es la única que hace vida en Playstation, y sería un pesar muy grande tener que bajar la calidad de servicio, simplemente por 3 juegos.

Ojalá y como dijo Shawn Layden se estén de verdad buscando soluciones al asunto y que estas no afecten el servicio de Sony para con sus usuarios de Playstation.



Marcos Almánzar on Youtube
Marcos Almánzar
Técnico en manejo de Información de Salud, asistente productor de Genoma Digital y amante de la tecnología, los videojuegos y la lectura.

, , , , , ,