Redes Sociales

Opinión,Redes sociales

No es cierto que las redes sociales sean gratuitas

21 Mar , 2018  

En vista del escándalo Cambridge Analytica y la escalada que ha dado, involucrando de manera cada vez más profunda a Facebook y destapando prácticas de minería y uso de data que no son tan ampliamente conocidas por el público, es hora de desmontar un mito: las redes sociales NO son gratuitas.

Cierto es que ninguna plataforma, llámese Facebook, Twitter, WhatsApp o Snapchat, cobra por aceptar miembros, pero eso es tan solo lo que vemos en la superficie. Nuestra información, esa que regalamos sin pensarlo dos veces cada vez que subimos una foto, hacemos check-in o compartimos noticias o recursos de nuestro interés, es el costo de usar servicios que, aun aparentando inofensivos, no lo son.



La cuestión de la minería y uso indebido de la data se agrava cuando añadimos servicios de terceros a estas plataformas. Todas esas aplicaciones que ofrecen la opción de conectarse directamente con las credenciales de Facebook o cualquier otra plataforma automáticamente ganan acceso a nuestra información, algunas veces de manera subrepticia, otras veces pidiendo los permisos de lugar para evitar acusaciones futuras de violación a la privacidad.

Se ha puesto de moda tras el estallido Cambridge Analytica el borrar cuentas de Facebook, movimiento al que se ha sumado incluso Brian Acton, cofundador de WhatsApp -hoy parte del conglomerado Facebook-, quien tras la venta se hizo millonario y formó tienda aparte.

Aunque parecería lógico borrar la cuenta de Facebook y evitar ser víctima de manipulación y tácticas de ingeniería social, hay un solo problema: esto no soluciona nada. Aun eliminando la cuenta esas aplicaciones de terceros siguen teniendo nuestra data en sus manos.

Peor aun, nada de lo que subimos a internet desaparece realmente, por tanto esas fotos potencialmente vergonzosas permanecen vigentes por ahí, quizás debajo de varias capas de acceso, pero están ahí. Además, no se sabe cuantos de nuestros contactos guardaron en sus computadoras fotos y recursos nuestros. Lo único que podemos hacer es hacer un uso más inteligente de las redes y la internet como tal.

Decía George Soros -magnate, filántropo y activista político- en el Foro Económico Mundial celebrado en enero pasado en Davos, Suiza, que compañías como Facebook y Google representan un peligro para la humanidad y que sus días están contados. A juzgar por la magnitud del escándalo Cambridge Analytica, tal parece que no se equivocó.

Hace años se viene diciendo a la gente que nuestra información en redes sociales vale oro, y justamente así ha sido. Lamentablemente nosotros, los usuarios, hemos fallado en darnos cuenta, con el resultado de que atento a que son recursos “gratuitos” y diseñados para “conectarnos” seguimos regalando data a compañías que aún sin cobrar un centavo se han vuelto multimillonarias. Y a cambio, ¿qué hemos obtenido? Poca cosa: horas perdidas de productividad, manipulación y privacidad reducida.

En conclusión, nada es gratis en esta vida. A veces pagamos con algo más preciado que el dinero, y ni siquiera nos damos cuenta. Quizás el tema Cambridge Analytica cambie el panorama y lleve un poco de orden y ética a lo que hasta ahora es esencialmente una zona apache en más de un sentido.



Rocio Diaz on BloggerRocio Diaz on FacebookRocio Diaz on Twitter
Rocio Diaz
Aficionada a la tecnología en todas las vertientes desde hace más de 10 años. Para conocer un poco más de mi puedes visitar mi otro blog, Grado Seis.

, ,