Home Apps Aplicaciones para gatos, una tendencia que va en aumento

Aplicaciones para gatos, una tendencia que va en aumento

por Rocio Diaz

Hace un tiempo comenté por aquí que había aplicaciones diseñadas para gatos disponibles para tabletas iPad y Android, así como para iPhone. En ese entonces la compañía que más destacaba era Friskies, una marca de comida para gatos que forma parte del conglomerado Purina y cuyo staff había llevado a cabo investigaciones con tal de desarrollar juegos que estimularan la inteligencia de los gatos.

Si bien para muchos se trata de una idea absurda, pues los gatos no usan tabletas ni otros dispositivos similares, tal parece que no se trata de algo tan descabellado. Casi al mismo tiempo que Friskies sacó sus aplicaciones, otras compañías, ninguna de ellas vinculadas al negocio de comidas para gatos, sacaron sus propios juegos. Se trata de juegos sencillos, muy coloridos, que en la mayoría de los casos están disponibles para descarga sin costo alguno.

affection collection

Pudiera pensarse que sacar juegos virtuales para gatos forma parte de algún plan de mercadeo destinado a llamar la atención, pero tal parece que hay un público que consume estas cosas y que realmente suplen una necesidad para mantener entretenidos a esos gatos que suelen pasar la mayor parte del tiempo encerrados en una casa o apartamento. Muestra de ello es que en estos días en Australia la Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad Contra Animales (RSPCA por sus siglas en inglés), una entidad sin fines de lucro originaria de Reino Unido y que opera en varios países, se unió a la tendencia y sacó su propio paquete de juegos a través de una aplicación llamada Affection Collection.

Affection Collection consiste en tres juegos distintos programados de manera tal que ninguno puede jugarse dos veces de manera sucesiva, esto con la intención de que el gato mantenga el interés. Diseñados por un estudiante de la Universidad de Bond, los juegos consisten en proteger queso de una invasión de ratones, perseguir una bola de hilo o aprender a cocinar. Un sistema de puntos permite al amo del gato determinar el progreso de su mascota y su  nivel de inteligencia, y, más interesante aún, permite establecer competencias con otros gatos.