Home Soluciones Babocush, un cojín diseñado para el bienestar del recién nacido

Babocush, un cojín diseñado para el bienestar del recién nacido

por Rocio Diaz
Babocush

¿Cómo se calma el llanto de un bebé? Trucos existen por montones, pero el método clásico es cargar al bebé y mecerlo suavemente hasta que se duerma.



El único problema de calmar a un bebé meciéndolo es que a menudo el llanto vuelve a la carga desde que este detecta que paró el movimiento, siendo esta una de las muchas razones por las que los padres no duermen lo suficiente.

Cargar al bebé ofrece no solo una oportunidad de calmarlo, sino de estrechar aún más el vínculo emocional y proveer afección, siendo esta la razón por la que el método es tan efectivo.

Dicen que nada sustituye el tacto de papá o mamá para calmar al bebé, pero ello no impide que la acción trate de ser replicada con un poco de tecnología e ingenio a la mano. Es así como llegamos hasta Babocush, un cojín especial para bebés que integra vibradores que simulan los latidos del corazón y que además puede colocarse sobre una base para mecer al bebé durante horas. Un arnés se encarga de mantener al bebé fijo y seguro. 

Babocush es fruto del ingenio de una madre -Kerry Nevins- que no encontraba soluciones que le ayudasen a calmar a su bebé cuando éste experimentaba cólicos, y es por eso que este cojín no solo mantiene al bebé en relajación al recrear las condiciones del vientre materno, sino que además ayuda a aliviar reflujo gástrico y cólicos. 

La historia de Nevins es inspiradora en más de un sentido: no solo la necesidad le hizo divisar y ejecutar una solución adecuada tanto para ella como para su bebé, sino que pronto vecinos, amigos y familiares probaron el cojín, con resultados satisfactorios, dando pie a lo que hoy es un negocio con ventas por el orden de los 3 millones de libras esterlinas (3.6 millones de dólares) al año

¿Te gustaría probar Babocush? Su precio es 139 libras esterlinas (174 dólares), con envíos gratuitos a Estados Unidos y Reino Unido