Home Recomendaciones Cargadores portátiles: cómo elegir un modelo seguro

Cargadores portátiles: cómo elegir un modelo seguro

por Rocio Diaz

A propósito de las explosiones de batería en Galaxy Note 7 de Samsung y la consecuente retirada de esos equipos para su posterior reemplazo surgen muchas preguntas respecto al funcionamiento de una parte que sin duda es vital para la utilidad de estos móviles. 

En la mayoría de los casos la batería de un smartphone, phablet o tableta es de ion de litio. En este diseño particular, eficiente para fines de recargas relativamente veloces y retención de la misma por una cantidad de tiempo adecuado, hay polos positivos y negativos que generan la reacción a partir de líquidos (electrolitos) altamente inflamables. Las explosiones ocurren si hay sobrecalentamiento y entran en contacto los polos opuestos.

¿Qué tiene eso que ver con cargadores portátiles? Todo. La mayoría de estos accesorios utiliza por igual baterías de ion de litio de una capacidad que en algunos casos es considerablemente mayor a la de la batería del dispositivo que se carga para permitir múltiples recargas antes de su agotamiento. Además, muchas de las explosiones en smartphones, no solo del Galaxy Note 7, ocurren mientras se recarga el equipo o al poco rato de haber concluido la misma.

Los cargadores portátiles, al igual que cualquier otro dispositivo de naturaleza similar, se sobrecalientan y pueden causar serios daños. Para evitar riesgos, el gerente de ventas a canal de Schneider Electric, Franklin Guerrero, ofrece los siguientes consejos:

  • Evita comprar un cargador genérico, un clon o falsificación. Usualmente estos equipos son poco eficientes, altamente inestables y de muy baja potencia. Al no asegurar un flujo constante de energía hacia la batería son incapaces de eliminar los picos y variaciones de voltaje que son transferidas hacia el dispositivo, lo que reduce vida útil de la batería y pone en riesgo al equipo y al usuario.
  • Revisa la descripción del producto. Asegúrate de que el cargador incluya una función de protección contra sobretemperatura. Mejor aún si se apagan automáticamente una vez detectan se ha llegado al límite de recarga.
  • Protección contra sobrecarga. Esta es una característica altamente deseable porque permite al cargador móvil controlar la tensión y corriente. Es también lo que hace posible que el aparato se apague de forma automática cuando la batería interna se encuentre totalmente cargada.
M3PMBK_LS2

Lo ideal es que estos cargadores tengan protección de sobrecalentamiento y sobrecarga.

  • Recuerda que el cargador que escojas no solo debe proteger tu teléfono, sino además, protegerte a ti. Asegúrate de que incluya Protección contra corto circuito, para que el cargador se apague totalmente de manera automática al detectar una de sus salidas en corto circuito. Esta función protege a los smartphone y tabletas de sobrecalentamiento y explosiones debido a alguna falla interna.