Home Tendencias Con este reloj hay que despertarse obligado

Con este reloj hay que despertarse obligado

por Rocio Diaz

A todos nos ha pasado alguna vez: suena la alarma, ya sea del teléfono o del despertador, y en vez de pararnos de la cama la silenciamos y nos quedamos ahí otro rato. A veces los 5 minutos que inocentemente deseamos robarnos se convierten en una hora, y ahí se arma el lío: la corredera, el estrés, la preocupación de llegar tarde. De seguro este panorama cambia si en vez de los aparatos tradicionales tenemos un despertador cuyo mecanismo de desactivación reside en otra parte de la casa, efectivamente obligándonos a abandonar la cama.

Justamente esta es la idea detrás del despertador que se muestra en el video, creación de Paul Sammut, quien a menudo se encontraba con la dificultad antes mencionada de despertar a tiempo. De por sí un entusiasta de crear y diseñar aparatos, Sammut decidió buscar una solución a su problema tomando de inspiración a su madre, pues, según relata, eso de despertarse tarde nunca ocurría cuando tenía que asistir a la escuela porque ella simplemente lo sacaba de allí a la fuerza (¿a quién no le ha pasado igual?). El resultado es el despertador Ramos, que tiene la particularidad de carecer de botón de apagado y de continuar con la batería de reemplazo en caso de que sea desenchufado.

La única forma de desactivar la alarma de Ramos, que para colmo suena como campanazos repetidos encima de un mostrador, es parándose y yendo a donde esté ubicado su panel remoto, donde el usuario deberá introducir una clave de cuatro dígitos. El despertador está diseñado de forma tal que ni siquiera permite al usuario ajustar la hora cuando ya falta poco para que se active la alarma.

Probablemente Ramos sea el despertador más eficiente, siempre y cuando se cumpla con colocar el panel fuera de la habitación, o al menos fuera del alcance de la cama, y quizás por eso tuvo tan buena acogida en Kickstarter, donde su creador colocó un video con el objetivo de establecer si había mercado para su idea y de paso recaudar fondos. A todas luces, la idea llamó la atención: a principios de mes completó su meta de fondos gracias a las 525 personas que apoyaron la idea. Actualmente Sammut ha establecido su propia empresa y tiene más de 400 órdenes, las cuales planea completar para este verano.

Eso sí, un despertador tan bueno como este no sale barato: 350 dólares, motivo más que suficiente para no tratar de destruirlo si queremos silenciar la alarma de la manera fácil.

ACTUALIZACION. En 2014 se presentó una versión mejorada de Ramos en Kickstarter. Actualmente el reloj despertador está disponible en cuatro versiones a través de ramosclock.com.