Home Ciencia Crioablación, una alternativa para tratar tumores mamarios

Crioablación, una alternativa para tratar tumores mamarios

por Rocio Diaz

Esta es una idea interesante y que lleva algunos años en desarrollo: congelar los tumores que se desarrollan a lo interno de los senos para luego descongelarlos y volver a congelarlos. Lo que hace este procedimiento, conocido como  crioablación o crioterapia , es destruir el tumor sin necesidad de una cirugía invasiva que en ocasiones no elimina el tejido afectado en su totalidad.

En el año 2003 un equipo de científicos de la Universidad de Michigan en Estados Unidos trabajaba en el desarrollo de una técnica de crioablación para su uso en cáncer de mamas. La investigación arrojó resultados muy prometedores, al punto de que se habló en ese momento de la posibilidad de que esta clase de tratamientos pudiera sustituir eventualmente las técnicas de radioterapia y quimioterapia, tratamientos que además de su larga duración tienen un efecto debilitante sobre el paciente.

Todo parece indicar que la crioterapia está a un paso de convertirse en una alternativa viable para tratar el cáncer de mamas. IceCure Medical, una empresa de salud israelita, ha desarrollado un método llamado IceSense3, diseñado específicamente para el tratamiento de fibroadenomas, tumores benignos que suelen aparecer con cierta frecuencia en mujeres de 15 a 30 añ0s y que no necesariamente están asociados a cáncer de mamas. IceSense3 consiste en tomar una aguja enfriada a -170º Celsius (-247º F) para inyectar nitrógeno líquido al tumor en repetidas ocasiones. Una vez se destruye el tumor, las células resultantes son reabsorbidas por el cuerpo, un proceso cuya duración varía de persona a persona.

Una sesión de IceSense3 de 5 a 15 minutos de duración es suficiente para destruir los tumores. El procedimiento tan solo requiere anestesia local ya que la aguja súper fría ayuda a entumecer el área. Al tratarse de un procedimiento mínimamente invasivo no hay ningún tiempo de recuperación.

Luego de haberse probado su éxito en fibroadenomas, se procedió a probar IceSense3 en cuatro pacientes de cáncer de mamas en estado inicial en Japón, con resultados igualmente positivos. En la actualidad se lleva a cabo un estudio clínico con la participación de 30 pacientes de cáncer de mamas.

IceSense3 ya ha sido aprobado como alternativa médica en Estados Unidos y la compañía confía en que pronto recibirá la aprobación de Europa. Existe la posibilidad de que la crioterapia sea efectiva por igual en el tratamiento de cánceres de próstata, riñon e hígado.