Home Juegos Cuando un juego pasa a mejor vida

Cuando un juego pasa a mejor vida

por Rocio Diaz

Juegos. Lo más probable es que cualquiera que tenga una cuenta en Facebook se haya aventurado a probar uno de los tantos juegos disponibles de gratis en esa red social, aunque lo haya dejado a mitad de camino. De igual forma, cualquiera que tenga un smartphone o tableta de seguro ha bajado alguna aplicación de juegos en algún momento.

Sí. Los juegos se han convertido en una parte sumamente importante del ecosistema de aplicaciones móviles y de las redes sociales. En el caso particular de Facebook, consisten en uno de sus principales atractivos, al punto de que hay gente que tiene una cuenta activa solo para dar seguimiento a sus juegos, razón por la que en algún momento Zynga se entusiasmó tanto que se unió a la red social y empezó a sacar títulos nuevos con una frecuencia inusitada.

Todos sabemos lo que ha pasado con Zynga: de la misma forma en que tuvo un boom inesperado, ha caído. Las acciones prácticamente no tienen valor y ha tenido que sacar una serie de juegos de circulación como parte de sus esfuerzos de reingeniería.

Tal parece que los juegos no son el negocio que prometen ser, o puede que se trate de un mal manejo de la empresa, pero, sea lo que sea, una cosa es segura: a ningún usuario le agrada la idea de que el juego en el que ha invertido tiempo y dinero sea eliminado atento a las famosas reingenierías que de vez en cuando se dan en la industria.

Con Zynga ya ha pasado, al punto de que fue noticia el año pasado cuando sacó nada menos que 11 juegos de circulación, entre ellos Petville y Mafia Wars 2. Ahora está ocurriendo con Entertainment Arts (EA) y un juego que al parecer es muy popular, Pet Society, que el año pasado cumplió 4 años.

Inicialmente desarrollado por Playfish, Pet Society pasó a manos de EA, una movida que fue criticada por los jugadores por el hecho de que el cambio de dirección fue notorio. Ahora, con motivo de una reingeniería, Pet Society será eliminado el próximo 14 de junio, y esta decisión tiene a los usuarios en pie de guerra.

Las quejas son las habituales: tiempo y dinero invertidos se van por la borda, sin ningún tipo de satisfacción o compensación justa, pues EA no planea devolver a los jugadores el dinero que han invertido y que les sobra en forma de “playfish cash”, sino que pretende compensar con una oferta especial de juegos de PopCap, empresa que compró hace un tiempo.

Por un asunto de costumbre, la gente que dedica tiempo a estos juegos tiende a encariñarse con los mismos, sobre todo cuando el concepto implica una mascota virtual a la que hay que bañar, alimentar y cuidar como si fuera en la vida real.

Que se elimine un juego no será el fin del mundo, pero momentáneamente la gente que ha desarrollado lazos afectivos con esos personajes virtuales se siente así, y esto es algo que la empresas detrás de estos juegos no parecen comprender.

En el foro de Pet Society, que desaparecerá junto al juego, las quejas han llovido, con usuarios no solo criticando a EA, sino rechazando de plano la compensación anunciada, con algunos diciendo que jamás volverán a invertir un centavo o su tiempo en esos juegos, lo cual pudiera ser un indicio de que este modelo a largo plazo no es sostenible.