Home Tendencias Data: recurso tan valioso que hay toda una economía a su alrededor

Data: recurso tan valioso que hay toda una economía a su alrededor

por Rocio Diaz
marketing-board-strategy

Seis años atrás, en medio del furor del debut de Facebook en el mercado de valores, varios analistas en Estados Unidos y Europa empezaron a ver una tendencia que al día de hoy se mantiene: la información -o data- es un recurso sumamente valioso, y su verdadera riqueza yace en su oportuno análisis.

Esta sabia observación, perpetuada en herramientas de análisis cada vez más profundas y complejas, viene a ser hoy una suerte de mantra en compañías que han comprendido el verdadero valor de un recurso que no siempre ha gozado de tanta importancia, pese a lo implícito que ello pudiera resultar.



En está época hiperconectada de redes sociales, donde los smartphones vienen a ser una extensión del ser humano y donde preferimos interactuar a través de una pantalla antes que cara a cara, nos encontramos con la curiosa situación de que la data es un bien abundante que en ocasiones es mal administrado y abusado, al punto que varias controversias han surgido.

Ocurre también que en ocasiones nos concentramos demasiado en recolectar y sacar provecho a data externa cuando a lo interno ella es igualmente abundante y valiosa, a veces ofreciendo un extra que complementa toda la operación estratégica.

No toda la data es valiosa a partes iguales, y por eso abundan las herramientas que pretenden sacar un entendimiento y un valor que haga sentido y se acople al negocio. Algunas d esta herramientas son éticas, otras hacen un uso indebido de sus recursos al no ser lo suficientemente transpatentes, pero al final todas forman parte de lo que viene llamándose “economía analítica”, término que justamente referencia el nivel de importancia que tiene hoy la información.

juego

Para mover las fichas estratégicamente necesitamos buena información a la mano

Informacion adecuada, procesada oportunamente, representa en el actual escenario una increíble oportunidad de crecimiento y desarrollo estratégico, apoyada nada menos que por los más llamativos avances en inteligencia artificial, machine learning y big data, lo que da la idea de que la cuestión no es para nada simple.

A la estas tendencias que impulsan la economía analítica se suman algunas innovaciones que prometen llevarla al siguiente nivel: automatización inteligente, datos conectados y analítica ambiental.

SAS, proveedor de servicios de analítica y uno de los lideres en el renglón, señala tres factores que conforman la base de la economía analítica:

  • Datos compartidos. En esencia, las empresas, sin importar su tamaño, abren el acceso a sus datos a toda la organización.
  • Colaboración. Promover el desarrollo e innovación en los que participen miembros clave de la compañía.
  • Analítica: Mediante el uso de métodos nuevos y actuales de análisis de datos se genera valor, se responde a más preguntas y las cosas se hacen mejor que antes.

Este nuevo contexto abre una puerta a los propios empleados y colaboradores para que se sumerjan en los datos a fin de generar nuevos conocimientos, o insights, cualquiera que sea su nivel de habilidad técnica. De hecho, no importa en qué momento formulen una pregunta o cómo lo hagan, si cuentan con una vista común de los datos y una forma de compartir los resultados con otros, las mejoras serán más que visibles.- Héctor Cobo, director regional SAS Latinoamérica Norte.

Hallar respuestas y motivar la innovación es parte fundamental del entorno actual. Y las ideas deben ser factibles y fáciles de llevar a cabo. Es por ello que un proceso analítico regulado, controlado y repetible contribuye de forma considerable a que la innovación permee en el negocio como parte de las operaciones del día a día.