Home Redes sociales De Facebook a MeWe: un caso de deplatforming

De Facebook a MeWe: un caso de deplatforming

por Rocio Diaz
Zombie research facility

Durante esta pandemia se ha hablado hasta la saciedad de la importancia de solo consumir informaciones de fuentes confiables, de preferencia organismos oficiales de seguridad, sean estos locales o de carácter internacional.



Se ha dado, asimismo, el fenómeno de teorías de conspiración variadas que han dado la vuelta al mundo a través de WhatsApp, Facebook, Twitter, YouTube y cualquier otra plataforma conocida o popular de comunicación y redes sociales.

Un tercer elemento asociado a la pandemia es la cuarentena y el obligatorio aislamiento social, siendo esta la recomendación más socorrida para frenar el avance de COVID-19, con resultados que hasta ahora parecen dar la razón a la medida.

¿Qué pasa cuando plataformas como Facebook ejercen el control que miles de veces se le ha exigido en lo que respecta a la regulación de contenidos falsos, engañosos o desorientadores? Fácil: de repente se convierte en el malo, o al menos así lo ven grupos de personas que hasta hace poco usaban la plataforma para invitar a romper las reglas de distanciamiento social y compartir ideas que van en contra de lo que se ha estado aconsejando durante la pandemia.

Estoy en desacuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo. Evelyn Beatrice Hall en su libro “Amigos de Voltaire” (1906)

Facebook, como es bien sabido, no es la única plataforma social diseñada para agrupar gente, y, por tanto, estos grupos lo que hacen es migrar a otra que se acomode mejor a sus intereses e intenciones, fenómeno conocido como “deplatforming”.

En esta ocasión se trata de MeWe, una plataforma que promete respetar la privacidad y libertad de expresión de sus usuarios al no meterse en sus asuntos, esto aun cuando declara no apoyar acciones contrarias a la ley o que fomenten odio.

MeWe fue fundada en 2012, y cuenta a la fecha con 8 millones de usuarios. Si eres de los que disfruta teorías de conspiración y posturas extremas, es posible que te sientas a gusto allí. Eso sí, debes saber que opera bajo modelo freemium, de manera tal que el acceso básico es gratuito, pero ciertas funcionalidades tienen un costo.