Home Tecnología Imágenes mentales

Imágenes mentales

por Rocio Diaz

Imágenes mentales. Todo el mundo las tiene, ya sea en la forma de recuerdos, ideas que surgen en el momento o sueños. Algunas veces resulta fácil expresar lo que se está pensando, otras veces resulta sumamente difícil, como cuando se hace el intento de relatar lo soñado la noche anterior.

Desde siempre los científicos han jugado con la idea de leer los pensamientos de la gente, un tema que ha sido explotado por médiums y otras personas que alegan tener poderes sobrenaturales. Asimismo, se trata de un tema recurrente en películas de corte futurista, siendo “Minority Report” un buen ejemplo de ello. En Minority Report el crimen es combatido antes de que ocurra en base a las visiones de unos mutantes que están permanentemente conectados a máquinas donde se muestran esas visiones.

Poder visualizar lo que hay dentro de la mente. Una idea fascinante, y hasta cierto punto peligrosa, porque pone entredicho la privacidad de los pensamientos. Ahora bien, ¿es realmente posible esto? En el año 2007 el instituto Max Planck de Alemania informó de avances logrados en ese aspecto mediante el uso de imaginería de resonancia magnética funcional. En aquel entonces se estudiaba la posibilidad de predecir pensamientos del tipo “sí” o “no” mediante la observación de actividad en ciertas zonas del cerebro.

La actividad registrada en la corteza visual del cerebro es vital a este tipo de investigación. La Universidad de Berkeley, California, ha conducido experimentos donde los participantes observan imágenes a blanco y negro a la vez que una computadora registra la actividad cerebral e intenta predecir lo que está viendo el sujeto en base a esa información. La mayoría de las veces la computadora acertó en sus predicciones.

Ahora la Universidad de Berkeley ha llevado las cosas más lejos y ha estado haciendo experimentos con clips de películas. Han desarrollado tecnología que permite a un programa de computadora reproducir lo que el sujeto ha visto en base a mediciones del flujo sanguíneo registrado en la corteza cerebral mientras disfrutaba del video.

Aunque se trata de una tecnología que aún está en fase inicial, los responsables del experimento dicen que este avance abre las puertas a la posibilidad de entender aún más la mente de pacientes que no pueden comunicarse verbalmente o que han caído en coma. Eso sí, advierten que pasarán décadas antes de que haya una aplicación funcional de la misma, pero aún lo ven como un aporte valioso a la neurociencia.

Para su experimento, la Universidad de Berkeley usó como referencia 18 millones de segundos de contenido de YouTube, material que el programa usó para comparar sus interpretaciones de lo que el sujeto había visto en base lo registrado en la corteza visual. Para fines de interpretación el cerebro es dividido en cubos tridimensionales llamados vóxeles (píxeles volumétricos), cada uno de los cuales describe cómo formas y movimientos se registran a nivel cerebral.