Home Tecnología Imprime tu propio maquillaje con Mink

Imprime tu propio maquillaje con Mink

por Rocio Diaz

¿Buscas una sombra del color del mar y no la encuentras? ¿Que tal ese pintalabios de tono carmesí que raras veces consigues, teniendo que conformarte con la tonalidad más cercana? Aunque para algunos no sea la gran cosa, no encontrar aquello que se anda buscando puede ser frustrante, especialmente cuando se trata de maquillaje. Grace Choi, quien estuvo en la Harvard Business School, ha estudiado la industria de la belleza a varios niveles y ha desarrollado lo que considera es la solución perfecta: Mink, una impresora 3D para maquillaje. 

Mink no es todavía un producto terminado o a la venta, aunque ciertamente esos son los planes. Se trata de impresora sencilla que usa los mismos principios de la inyección de tinta, combinando substratos estándares usados por compañías de cosméticos con tinta regular, ambas aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos.

Al participar en la conferencia Disrupt NY de TechCrunch, Choi explicó algunas pautas que regulan la oferta y demanda de maquillaje. Para empezar, dio el dato de que la industria del maquillaje está valorada en 55 mil millones de dólares, con alrededor de 70% de las ventas en Estados Unidos compuesta por grandes almacenes de descuento como Walmart. Tiendas dedicadas exclusivamente a cosméticos y maquillaje tienden a ser más caras y exclusivas, y como tal tienen una selección mucho más amplia de colores y marcas.

© TechCrunch

© TechCrunch

Para llevar el tema al contexto dominicano, no es lo mismo comprar maquillaje en Plaza Lama o La Sirena a hacerlo en Prestige, Mac o en salones de belleza donde venden exclusivas líneas profesionales. ¿Qué diferencia hay entre un maquillaje caro y uno económico? De acuerdo con Choi, nada. La industria en general usa los mismos substratos, pero cargan una prima por color, y ahí es donde ella quiere hacer una revolución a nivel personal. La herramienta sería Mink, impresora que valdrá alrededor de 300 dólares y que se conecta a cualquier computadora, tomando input del teléfono, la tableta o cualquier dispositivo con cámara.

Cómo funciona

La idea con Mink es sencilla: tomar una foto de un color que resulte atractivo, buscar su código con la ayuda de Photoshop o cualquier otro programa capaz de tomar muestras de colores, y simplemente imprimir. Choi explicó durante su demostración que el dispositivo es capaz de imprimir sombras, colorete, polvos, pintalabios, base y cualquier otro maquillaje de textura cremosa o suelta.

Choi explicó que su producto va dirigido específicamente a jóvenes de 13 a 21 años, un grupo demográfico que aún no ha establecido hábitos ni ha desarrollado lealtad hacia marcas. La visión con Mink es, además de la conveniencia de tener maquillaje siempre disponible sin salir de la casa ni hacer grandes gastos, dar la oportunidad a las jóvenes de definir por su cuenta su ideal de belleza, que no debe venir dictado por grandes corporaciones ni revistas de moda.

No hay fecha definida aún para el lanzamiento de Mink, pero Choi tiene previsto hacerlo durante 2015. Mientras, está abierta la invitación para quienes deseen unirse al equipo en calidad de desarrolladores, a la vez que no descarta posibles alianzas con fabricantes de impresoras.

ACTUALIZACION: Tras un breve período de preórdenes, el website de Mink informa que hay en desarrollo una nueva versión, con opción de recibir notificaciones al llenar este formulario

ACTUALIZACION ENERO 2017: Mink se ha convertido en Makeup Hacker. Conoce sus productos