Home Tendencias La cocina conceptual de Ikea apuesta a la sostenibilidad

La cocina conceptual de Ikea apuesta a la sostenibilidad

por Rocio Diaz

Mesas multiusos que ayudan a cocinar a más de un nivel, estantes inteligentes que hacen las veces de refrigerador y sistemas de compostación y uso justo del agua para un estilo de vida sostenible. Esos son los elementos de la cocina conceptual de Ikea hacia 2025.

El concepto, desarrollado y presentado con la ayuda de la agencia creativa IDEO y estudiantes de diseño de la Universidad de Eindhoven (Holanda) y de la escuela de diseño industrial de la Universidad de Lund (Suecia), es uno que apuesta a la funcionalidad y sostenibilidad, con énfasis en conservación de energía y reducción de desechos alimenticios.

El elemento central, y sin duda el más llamativo, es la mesa, equipada con sensores y diseñada para trabajar con cámaras para presentar una realidad aumentada que ayuda al usuario a conocer los nutrientes asociados a cada ingrediente colocado y beneficios para la salud, así como el modo de preparación y posibles combinaciones con otros alimentos para asistir en la preparación de comidas.

Al tratarse de una mesa multiusos, la misma puede usarse para cocinar, con temporizador incluido y hornillas de inducción que permiten ajustar la temperatura para diferentes estilos de cocina sin causar daño alguno a la superficie. La mesa igualente permite la recarga de equipos como smartphones o tabletas por inducción, así como mantener bebidas y comidas calientes de manera oportuna.

El refrigerador, por su parte, tiene un estilo poco convencional ya que, como quien dice, está a la vista de todos, sin puertas ni nada que indique que esa es su función. Se trata de un conjunto de repisas que integran tecnología de enfriamiento por inducción que se ajustan perfectamente al elemento colocado para un trabajo más eficiente de conservación. Recipientes de terracota, un elemento naturalmente fresco, forman parte del concepto y resultan ideales para guardar hortalizas.

Contenedores transparentes, modulares y de materiales resistentes pero asequibles, se usan tanto para refrigerar como calentar la comida, según el lugar donde se coloquen. Según los diseñadores, el tener la comida a la vista, sin obstáculo alguno, conlleva a un mayor aprovechamiento de la misma. Todo el proceso funciona con tarjetas de frecuecia de radio (RFID) para fines de información y ajuste.

ikea concepto 2025

Reciclaje en casa es posible, tal como han demostrado proyectos como Zera de Whirlpool y Plastic Bottle Cutter. Ikea lleva las cosas un paso más adelante en la cocina conceptual al divisar un sistema que separa desechos orgánicos del fregadero y los convierte en papilla al extraerles el agua, la cual es luego utilizada para riego interior de plantas. En cuanto a desechos no orgánicos, los mismos serían clasificados según material y nivel de contaminación, con una penalidad asociada al volumen de desperdicios.

Todo en esta cocina es multiso, incluyendo el fregadero, diseñado para inclinarse para fines de clasificación y uso o tratamiento del agua. A la izquierda va destinada el agua “gris”, la cual puede ser reutilizada en diferentes quehaceres de la casa (como regar las plantas, por ejemplo), y hacia la derecha van destinadas las aguas negras, que van dirigidas hacia un sistema de tratamiento.

El concepto es sin duda interesante y va en línea con los esfuerzos de conservación ambiental y sostenilidad que tanto se presentan en esta época. Otra idea interesante en cocinas funcionales y en línea con la conservación la presentó Philips hace un tiempo, siendo los microbios el elemento central.