Home Tecnología Las hoverboards siguen siendo un sueño

Las hoverboards siguen siendo un sueño

por Rocio Diaz

Tal parece que la idea de deslizarse por los aires en una patineta voladora similar a la Marty McFly aún no pasa de ser un sueño, con todo y que han pasado casi 30 años desde el estreno de Back To The Future II. Aún así, se insiste con la idea de legítimas hoverboards.

Antes de continuar, una aclaración: las hoverboards a la que se hará referencia en este artículo no guardan relación alguna con las patinetas de mismo nombre que causaron furor en estas navidades por representar más un peligro que una diversión. Estos dispositivos, que más bien podrían ser descritos como monopatines tipo Segway de dos ruedas que se autobalancean, no levitan y actualmente están prohibidos en aviones por su propensión a sobrecalentarse y coger fuego.

No. Las hoverboards a la que me refiero aquí son el sueño de todo aquel que vio a Marty McFly delizándose sobre el agua en una patineta voladora cuando viajó al futuro, que era en ese contexto el 21 de octubre de 2015, fecha aprovechada este año para toda clase de anuncios e inventos relacionados a lo que hoy puede considerarse un culto. Para que tengan la idea, Nike ofrecerá a partir de 2016 los famosos tenis autoajustables y ya está disponible en preorden la chaqueta con autosecado.

¿Será posible algún día tener una de estas patinetas voladoras? Hace unos meses Lexus presentó una propuesta que usa levitación magnética, mientras que otra compañía, Arx Pax, tiene la misma idea desde 2014 con Hendo Hover. Si bien esta última es la que más promete tras haber concluido una exitosa campaña de crowdfunding y haber presentado una versión renovada en octubre de este año, no hay indicios de que estos dispositivos estén pronto disponibles en el mercado.

A estas propuestas se suma una tercera llamada ArcaBoard que utiliza 36 abanicos eléctricos de conducto para propulsar la patineta, que se desliza a una velocidad máxima de 20 kilómetros por hora. Los abanicos crean un empuje hacia abajo de 430 libras para flotar hasta un pie por encima de cualquier superficie, sea concreto, agua o arena.

¿Será real la propuesta? Como ocurre con Lexus y Hendo Hover, la ArcaBoard no pasa de ser un prototipo en estos momentos, aunque ello no impide que sus creadores, la empresa aeroespacial Arca Space Corporation, la ofrezcan a la venta en su website por 19,900 dólares. Quizás lo peor de todo es que esta hoverboard en particular tan solo brinda seis minutos de diversión con cada carga, que a su vez toma seis horas de la forma normal. Conscientes de que es una espera muy larga, la compañía ofrece una estación de carga que reduce el tiempo a 35 minutos y vale 4,500 dólares.

¿Se animará alguno de ustedes a desembolsar esa cantidad de dinero por una hoverboard, o prefieren conformarse con repeticiones de Back To The Future? Arca Space Corporation tiene a su favor un historial positivo que incluye trabajos para Agencia Europea Espacial y el lanzamiento de drones de alto nivel. Ojalá y ArcaBoard no resulte ser un engaño tipo Huvr. Al menos hay fecha pautada para los envíos: abril 15, 2016.