Home Ciencia Lentes de contacto para ver realidad aumentada y virtual

Lentes de contacto para ver realidad aumentada y virtual

por Rocio Diaz

Aquí hay una idea interesante: lentes de contacto que hacen algo más que corregir defectos de la vista o cambiar el color de ojos. Al estar equipados con diodos emisores de luz, sensores, circuitos y otros componente optométricos, estos lentes serían capaces de llevar directamente al ojo humano imágenes en tercera dimensión sin necesidad de aditamentos especiales, mostrarían información en tiempo real encima de aquello que se esté mirando e incluso tendrían la capacidad de sincronizar con dispositivos portátiles como smartphones y demás para dar acceso a realidad virtual, todo esto sin bloquear la vista ni mucho menos.

Suena complicado y fantasioso, ¿no es así? Después de todo, visión “mejorada” en este estilo se ha visto en películas como Terminator y Minority Report, ambas ambientadas en sociedades mucho más avanzadas y que pertenecen al futuro lejano. Sin embargo, lentes de contacto biónicos y que permitirían efectivamente tener acceso a realidad aumentada y virtual parecen estar al doblar de la esquina, o al menos eso es lo que piensa el presidente de una compañía llamada Innovega que ha estado recibiendo fondos de la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa de los Estados Unidos (DARPA) para el desarrollo de esta clase de lentes, a los que ha llamado iOptiks.

Este asunto de lentes de contacto biónicos parece tener su origen en la Universidad de Washington (Seattle, Estados Unidos), específicamente de la mano del experto en bionanotecnología Babak Parviz, quien ha hecho la observación de que los lentes de contacto representan una oportunidad de explorar nuevas formas de interactuar con la química del cuerpo humano para sacar aún más provecho a la tecnología. Así, por ejemplo, lentes de contacto biónicos no solo pudieran hacer lo descrito en el primer párrafo, sino que al estar en contacto permanente con fluidos del cuerpo pudieran dar una lectura en tiempo real de los niveles de glucosa, colesterol y potasio, y en base a esa información tomar decisiones a nivel médico y personal.


Siendo el caso que DARPA está detrás de lo que desarrolla Innovega, queda clarísimo que hay un objetivo militar en todo ello, y, a tal efecto, el presidente de esa compañía ha mencionado los beneficios que tendrían lentes de contacto biónicos capaces de mostrar información crucial en tiempo real por encima del campo visual a soldados que pilotan aviones o que están en la línea de fuego. Sin embargo, los usos van más allá de lo militar y un área de especial interés es la que tiene que ver con entretenimiento, ya sea en la forma de películas, videjuegos o aplicaciones de realidad aumentada. Representantes de Innovega piensan que para 2014 esta clase de lentes serán una realidad y comparan la experiencia de usarlos a ver una pantalla de 240 pulgadas a una distancia de 10 pies.

Las posibilidades de uso de lentes de contacto biónicos parecen ser infinitas, y definitivamente ayuda a la causa el hecho de que la gente de por sí se siente cómoda usando lentes de contacto. Parviz en una ocasión dijo que alrededor de 100 millones de personas los usan en el mundo entero, por tanto hay un cierto grado de familiarización. Se ha llegado a plantear incluso que estos lentes pueden implantarse directamente en el ojo, pero esta de seguro es una idea que a muchos no agradaría por sus implicaciones.

Si bien los conceptos de realidad aumentada y realidad virtual existen desde hace tiempo, incluso con aplicaciones prácticas y aparatos que permiten experimentarlas, tal como se ha visto en el video Amazing de Aerosmith y en algunos capítulos de series estadounidenses, la verdadera innovación es que no se requiere de cascos, visores y otros elementos que además de pesados son incómodos y para nada portátiles.