Home Seguridad Llevarle la vida a los famosos en Internet puede salir caro

Llevarle la vida a los famosos en Internet puede salir caro

por Rocio Diaz

Los peligros de navegar por Internet sin tener el debido cuidado son bien conocidos, pero todavía la gente se deja llevar de chismes y hace clics en vínculos que ofrecen jugosas fotos o videos de sus celebridades favoritas, sin saber lo que esa acción les depara.

Un clic en el vínculo equivocado puede resultar en una invasión de malware, o, peor, en ransomware que da al traste con todo, a no ser que se pague una suma de dinero definida por el propio hacker para liberar lo secuestrado. En casos extremos, interactuar con websites o contenidos de dudosa reputación puede resultar en robo de datos y posterior usurpación de la identidad.

¿Qué tiene esto que ver con los famosos? Es simple: los ciberdelincuentes saben el nivel de fascinación que estas figuras ejercen sobre la población seguidora de la cultura pop y ahí es que se aprovechan para engañar a un público incauto y a la vez ávido de noticias impactantes.

Todos los años McAfee, ahora parte de Intel Security, presenta una lista de las celebridades más peligrosas a nivel cibernético. En Estados Unidos la lista la encabeza la comediante Amy Schumer, mientras que en América Latina la colombiana Sofía Vergara se lleva el dudoso honor. Otras búsquedas peligrosas son Gustavo Cerati, Gloria Trevi, Los Fabulosos Cadillac, Los Tigres del Norte, Marc Anthony y Shakira.

Para evitar consecuencias nefastas a la hora de saciar la curiosidad por estas personalidades, Intel Security recomienda circunscribirse a fuentes originales, evitar descargas de fotos o videos que prometen ser muy llamativos, proteger el equipo y evitar torrents.

Intel Security llevó a cabo el estudio usando puntuaciones de sitios de McAfee WebAdvisor para determinar el número de sitios riesgosos generados por búsquedas, en Google, Bing y Yahoo! que incluían un nombre de celebridad y términos comúnmente buscados  que probablemente lleven a malware. Desde ahí, se calculó en porcentaje de riesgo general para cada celebridad.