Home Ciencia Medicina regenerativa, una mejor alternativa a los trasplantes

Medicina regenerativa, una mejor alternativa a los trasplantes

por Rocio Diaz
Microscopio

Aunque salvan vidas, la mera noticia de que un paciente necesita un trasplante para superar una condición médica no es solo motivo de temor, sino de estrés: aparte de la batería de estudios y los tratamientos a los que hay que someterse previo a la operación está la cuestión de lo difícil que resulta en ocasiones encontrar un donante compatible y a tiempo. 



Varios factores, entre ellos que no hay una cultura establecida de donación de órganos en muchas socidedades, inciden en las dificultades asociadas al proceso. Peor aun, en ocasiones el organismo receptor rechaza el órgano recibido, complicando el cuadro aún más.

La tecnología, asistida de la ciencia y sus avances, ofrece una alternativa de órganos artificiales creados en el laboratorio a partir de muestras del propio paciente. Se trata de un proceso complejo en el que intervienen materiales biodegradables y biorreactores que se ha agilizado tremendamente gracias a la incorporación de técnicas e impresión tridimensional que emplean diminutas boquillas para asegurar precisión. 

Imprimir órganos podría lucir o sonar simple, pero en realidad no lo es. El doctor Anthony Atala, del Instituto Wake Forest, explicaba durante su ponencia en el panel “Reinventando la Medicina” de EmTech Caribbean 2019 que hay cuatro niveles de complejidad de órganos:

  1. En el primer nivel están los órganos planos,como la piel,
  2. En el segundo nivel están los tubulares, como es el caso de las válvulas del corazón,
  3. En el tercer nivel están los órganos huecos, como el estómago
  4. En el cuarto nivel, el de mayor dificultad, están los órganos sólidos como el hígado

La impresión de órganos promete mucho y los avances son cada vez más impresionantes, pero con miras al largo plazo hay una opción que resulta aún más interesante y práctica: regeneración de órganos a partir de las células madre. 

El tema de las células madre es uno que genera grandes controversias. Por un lado estas células tienen el potencial de convertirse en cualquier tipo de célula, ideales para fines regenerativos o de restauración de funciones, pero por el otro hay algunas, como las embrionarias, que son propensas a causar tumores.

Dr. Anthony Atala, Wake Forest Institute

El prospecto de tumores no es agradable o deseable, pero hay buenas noticias después de todo: recientemente se ha encontrado un nuevo tipo de célula madre, derivada de la placenta o el líquido amniótico al que se tiene acceso al momento del parto, que no genera tumores. 

Al momento del parto estas células madre amnióticas pueden almacenarse para usos futuros personales o bien destinarlas a un banco de donación de células. 

El futuro de la medicina regenerativa yace de momento en estas células, que en gran medida permitirían replicar el mecanismo de regeneración que se ve en largatos y otras especies en el mundo animal, con resultados potencialmente más rápidos y óptimos.