Home Consolas Nintendo apuesta a la interacción de lo físico y lo virtual en Labo

Nintendo apuesta a la interacción de lo físico y lo virtual en Labo

por Marcos Almánzar
labo-kaiju

Creatividad sin límites y mucha diversión es lo que propone Nintendo al unir elementos físicos con la emoción de sus videojuegos a través de Labo, una propuesta que bien pudiera describirse como un laboratorio de manualidades para niños y adultos que es potenciado a través de la consola híbrida Switch. 

Desde su introducción el pasado miércoles 17 de enero, Labo ha llamado la atención por el uso de cartón para hacer periféricos siguiendo una serie de instrucciones detalladas.



Una vez termina el proceso de manualidades, que dependerá de lo complejo del diseño, tan solo resta añadir el poder de Switch para convertir cada accesorio o periférico en controladores que Nintendo ha llamado “Toy-Con” para reflejar su naturaleza de juguete.

Desarrollado en conjunto con DIY Creations, estos Toy-Con pueden asumir la forma de un piano, carros RC (radiocontrol) y hasta de un kaiju (robot) virtual a partir de hojas de cartón contenidas en cada kit Labo. Las instrucciones están incluidas en cartuchos que deberán insertarse en Switch para seguirlas paso por paso.

Estas creaciones de cartón cobran vida al interactuar con la consola Switch y sus controladores Joy-Con, que se utilizan para control de movimiento, puntería y más a través de las cámaras infrarrojas que integran.

Para dar una idea de cómo funciona Labo, veamos el caso del piano: éste contiene sensores infrarrojos en la parte posterior de las teclas gruesas, las cuales a su vez son reflejadas en la pantalla de la consola Switch. Esta, al entrar en contacto con el sensor de Joy-Con reproducirá la nota correcta. El robot funciona de manera similar, con cuerdas atadas a las manos y los pies para mandar señales por los controladores de infrarrojos pegados en la mochila.

Inicialmente habrá dos versiones de  Nintendo Labo: Kit Variado (69.99 dólares), que contiene 5 juegos diferentes, incluyendo el piano, y Kit Robot (79.99 dólares), el cual trae todos los complementos para crear el kaiju virtual.

Es posible que el precio resulte algo elevado, sobre todo cuando hablamos de complementos de cartón, pero definitivamente vale la pena explorar este concepto interactivo a nivel de videojuegos. El hecho de que Labo está orientado sobre todo a niños probablemente jugó un papel fundamental a la hora de Nintendo decidirse por este material para sus Toy-Cons.

Otra situación que puede preocupar de estos complementos es qué sucederá cuando alguno se rompa, pues al ser de cartón se sabe que no serán del todo duraderos. Quizás pensando en eso fue que Nintendo anunció que lanzará plantillas de los Toy-Con como descargas gratuitas.

Nintendo siempre sorprende por su enfoque tan diferente en los videojuegos, y Labo no es la excepción. Además de ofrecer una oportunidad de juego interactivo, esta propuesta invita a descubrir el funcionamiento técnico de cada Toy-Con para añadir una capa de enseñanza a la experiencia.

Labo es un giro fresco a nivel de videojuegos porque además de ofrecer oportunidad de crear, jugar y descubrir invita a la unión familiar. Ustedes, ¿qué opinan? Dejen su comentario más abajo.