Home Crowdfunding Ohm, para que tu carro jamás te deje a pie por batería

Ohm, para que tu carro jamás te deje a pie por batería

por Rocio Diaz

Todo aquel que tiene un carro sabe que no hay cosa más antojada que la batería: el día que más necesitas que arranque, se niega, y es simplemente porque ya se agotó. No queda de otra que cambiarla hasta que vuelva a dar el palo, situación que bajo el modelo actual pasará una y otra vez. Ohm, que busca recaudar 50,000 dólares en Indiegogo, promete algo distinto.

En base a la descripción de la campaña, podría decirse que Ohm es la reinvención de la batería de carros, un artefacto cuyo mecanismo de funcionamiento ha variado poco a lo largo de los años. Los entendidos en mecánica y amantes de los carros saben que estas funcionan mediante una reacción química que se ve afectada, entre otras cosas, por la temperatura, razón por la cual se hace necesario “calentar” el vehículo cuando hace frío. Cada reacción de estas resulta en un desgaste que con el tiempo se acumula hasta que la batería deja de funcionar.

Desde un punto de vista práctico, las baterías de carros tienen muchas desventajas: son pesadas (40 libras en promedio), contaminan el medioambiente por depender de metales pesados como el plomo, son tóxicas si no se manejan adecuadamente y tienen una vida útil limitada que va de dos a cinco años en promedio. Ohm propone un sistema libre de metales pesados y que reduce el peso de la batería a apenas seis libras, con la ventaja de que dura el doble y avisará con tiempo cuando llegue la hora de su reemplazo.

¿Cómo lo hace? En vez de implementar placas de plomo en el diseño, que en baterías tradicionales representan la mayor parte del peso, Ohm utiliza una combinación de súpercapacitores, y pequeñas baterías de fosfato de hierro litio (LiFePO4) que se encargan de mantener el funcionamiento cuando el motor está apagado. Los súpercapacitores, que no requieren de reacción química para su funcionamiento, guardan la energía provista por la LiFePO4 en un campo electrostático.

La estructura de Ohm, así como es menos pesada, requiere de menos espacio. Sin embargo, para evitar inconvenientes a la hora de sustituir las baterías tradicionales, sus creadores -Alex y Hunter, ambos egresados de Georgia Tech- decidieron presentarla en el mismo formato que las baterías grupo 35, las más usadas en carros. El espacio que sobra en el contenedor fue aprovechado para incluir un mecanismo de monitoreo que hace posible que el usuario reciba un aviso oportuno de cambio de batería cuando la misma está próxima a agotar su vida útil. Con una batería tradicional, el aviso consiste en que el carro no prende, y ya.

Este mecanismo de monitoreo se encarga asimismo de apagar la batería en caso de que llegue a niveles críticos por algún descuido, como, por ejemplo, haber dejado las luces encendidas por largo rato.

La meta de Ohm en Indiegogo, donde cuenta con el respaldo del fondo semilla Y Combinator, es 50,000 dólares, de los cuales ya ha recaudado por encima de 32,000 en apenas dos días. Posible precio de venta: 200 dólares.