Home Tecnología Outbox: gestión de correo físico en la era digital

Outbox: gestión de correo físico en la era digital

por Rocio Diaz

OutboxCon una presencia cada vez mayor de servicios digitalizados, ¿quién tiene tiempo de estar revisando su buzón de correo físico? Aún cuando hace tiempo que el correo electrónico sobrepasó al correo físico en cuanto a uso, es una realidad que este aún existe y cubre unas pocas áreas que no pueden ser satisfechas a través de su contraparte electrónica. Outbox, un servicio que actualmente está disponible en fase de prueba en Austin, Texas (Estados Unidos), se propone cambiar el panorama de una manera que de seguro va a parecer demasiado obvia.

Un vistazo a lo que recibimos en el buzón físico revela facturas, ofertas, brochures y suscripciones. De estas posiblemente solo las facturas y las suscripciones representen material de interés, el resto generalmente termina en la basura, generando reguero y haciendo perder tiempo en la clasificación del material. También de manera física se reciben paquetes, pero esta posiblemente sea una de las opciones menos utilizadas en un país como República Dominicana, donde el servicio, a pesar de mejoras sustanciales, es bastante lento. En vez de usar el servicio nacional de correo de manera directa mucha gente opta por contratar los servicios de un courier, que sigue siendo una forma de correo físico.

Como lo digital es una tendencia irreversible, que se observa incluso en el hecho de que las mismas facturas que nos llegan en físico son notificadas por el proveedor de servicios a través de un mensaje de texto, cualquiera se pregunta por qué todavía existe el correo físico, al menos para correspondencia. Esto mismo se preguntan los creadores de Outbox y de ahí surge el servicio con una propuesta muy sencilla: interceptar el correo físico (con el permiso de la autoridad competente), convertirlo a digital, hacerlo llegar por email el mismo día y dar la opción al usuario de seleccionar cuales de esas cosas desea conservar en físico. Aquello que se marca como no deseado es triturado, lo que ayuda a reducir la cantidad de basura que se genera por este concepto y facilita su reciclaje.

De momento Outbox agota una fase de prueba en Austin, Texas, pero ha llegado a un acuerdo de primera mano con el servicio postal de los Estados Unidos (USPS) y tiene planes de lanzar el servicio a nivel nacional dentro de los próximos 12 meses. El servicio, que no maneja paquetes, ha sido diseñado con los más altos estándares de seguridad y calidad en el entendido de que la correspondencia es algo delicado. Asimismo, ha sido diseñado para ser usado en dispositivos de escritorio y portátiles.

Si bien no hay indicios de que el servicio vaya a expandirse fuera de Estados Unidos por ahora, ciertamente Outbox pone las cosas en perspectiva. Por ejemplo, PayItGreen estima que si el 20 por ciento de los habitantes de Estados Unidos recibe sus facturas únicamente a través de correo electrónico se ahorrarían 150 millones de libras de papel y 550 millones de libras de árboles. El impacto ecológico y económico de ese cambio en el modelo es innegable y es algo que sin duda pondrá a pensar a aquellas empresas que gastan tiempo, dinero y recursos en la generación, impresión y envío físico de facturas.

ACTUALIZACION: Outbox cerró sus operaciones en 2014.