Home Crowdfunding Playpants, una peculiar idea financiada por crowdfunding

Playpants, una peculiar idea financiada por crowdfunding

por Rocio Diaz

Se ha demostrado con anterioridad que el crowdfunding sirve para financiar cualquier cosa, desde proyectos serios y productos funcionales hasta cosas tan absurdas como ensalada de papas y chalecos “disco” para el perro. Playpants es sin duda uno de los productos más peculiares en ser financiado por esta vía. 

Playpants, tal como indica su nombre, son pantalones para el usuario jugar consigo mismo al ofrecer fácil acceso a sus partes privadas a través de bolsillos frontales “mágicos” que contienen un zipper en su parte interna. En pocas palabras, son unos jeans diseñados para proveer ciertos “alivios”.

playpants 2

Ideados por el diseñador lituano Robert Kalinkin, que lleva tres años en el mundo de la moda, los Playpants se hicieron acompañar en su campaña de Kickstarter de fotos bastantes sugerentes y un vídeo de lo más explícito. La meta, 10,000 libras esterlinas (alrededor de 14,761 dólares) para fabricar 100 pantalones, fue ligeramente superada al término de la campaña hace algunas horas, lo que significa que se trata de un proyecto más financiado exitosamente a través de esta plataforma.

Visualmente los jeans lucen atractivos, con una coloración oscura que los hace ver elegantes y terminación a mano de primera calidad, lo cual no debe sorprender porque Kalinkin es un diseñador. Estos combinan denim de la más alta calidad con la suficiente cantidad de elastano para proveer una pieza flexible y duradera.

Los Playpants serán fabricados en Lituania, un país miembro de la Unión Europea, lo que garantiza producción sostenible bajo condiciones justas así como la calidad de las piezas. El diseño, unisex, va dirigido tanto a hombres como mujeres, con ligeras variaciones según el genéro. Disponibles en tamaños XS, S, M, L y XL. En caso de que este concepto no resulte convincente, Kalinkin y su equipo han ilustrado la necesidad de un par de pantalones así con fotos de figuras públicas y corrientes (y hasta animales) manoteándose.