Home Impresión 3D Su cara, versión careta

Su cara, versión careta

por Rocio Diaz

Ahora que se acerca Halloween, y tomando en cuenta que esta celebración foránea parece ganar cada vez más adeptos en el país, presento aquí una idea que tiene el potencial de convertirse en el más aterrador y espeluznante de los disfraces: su propia cara, hecha careta, y si considera que su cara es demasiado atractiva, pues puede tomar la cara de cualquier otro y mandarse a hacer una careta tan realista que es difícil establecer la diferencia, tal como se puede apreciar en la foto.

A pesar de que la idea no es del todo nueva, pues hay en Estados Unidos un sitio llamado Thatsmyface.com que hace caretas, máscaras, muñecos y figurines en base a fotos suministradas por sus clientes, estas caretas que propone la compañía japonesa Real-F son prácticamente una copia al carbón de quien las manda a hacer, al punto de que poros, venas y hasta el iris de los ojos quedan perfectamente grabados. Este nivel de detalle es posible gracias a una técnica llamada 3DPF (3 Dimension Photo Form, lo que traduce como formato de foto en 3 dimensiones) y que consiste en tomar fotos de la cara o la cabeza del cliente desde varios ángulos para luego ser impresas en una resina de cloruro de vinilo colocada sobre un molde.

3d-lifelike-masks-real-f-3dpfs

©Real-F

El resultado de esto es lo que se ve en las fotos, y realmente vale preguntarse cuál es el punto de mandarse a hacer una careta con la propia cara de uno, sobre todo cuando vemos que el invento no es para nada barato: 3,920 dólares por un modelo de la cara y 780 dólares por cada copia adicional. Si el cliente decidiera mandar a hacer una réplica de su cabeza, esto le sale en 5,875 dólares, y cada copia le sale en 1,960 dólares. Significa entonces que sale demasiado caro como para usarse a modo de disfraz en Halloween, Carnaval o cualquier otra ocasión. Y ni hablar de usar esas máscaras a modo de protesta, porque para eso están las de Anonymous, que se venden en casi cualquier sitio y a menos de 20 dólares, aunque realmente sería algo extraordinario ver una marcha de protesta compuesta por gente con una sola cara.

Claro está, estas caretas harían un formidable trabajo engañando al enemigo y eso da la idea de que pueden usarse para cometer delitos y fechorías con la identidad de otro. Pensándolo bien, son muchas las situaciones extrañas que pueden darse a raíz de estas caretas de Real-F, y lo que nos salva de momento es que definitivamente son demasiado caras y que, de momento, el servicio solo está disponible en Japón. Real-F informa que se toma dos semanas en entregar cada pedido.

3d-lifelike-masks-real-f-3dpfs-8

©Real-F

Real-F solo trabaja con cara humanas, no reproduce dientes (cero fotos sonrientes) e insiste en tomar las fotos en vivo, nada de enviar fotos por correo. Las caretas son duraderas y resistentes al agua. En caso de que la careta se rompa o sufra algún otro tipo de daño irreparable, Real-F puede imprimir una copia (libre de los costos iniciales de impresión), y para esos fines guarda el molde original de cada careta por hasta tres años, a menos que el cliente solicite su destrucción. Ah, se me olvidaba, no se aceptan devoluciones por tratarse de artículos altamente personalizados (!).