Home Opinión Tecnología en 2018: un año para reflexionar

Tecnología en 2018: un año para reflexionar

por Rocio Diaz
Reflexion2018

Finaliza 2018 y con ello llega una oportunidad para reflexionar y mirar hacia el futuro inmediato en lo que respecta a tecnología.



Fue un año donde avances en inteligencia artificial, que ahora supera a los humanos en retos de búsqueda del tipo “¿Dónde está Wally?” y en detección de patrones para predecir o identificar enfermedades específicas (tumores cerebrales, por ejemplo) compitieron en avances en robótica y ciencia por la atención del público. 

Impresión tridimensional aplicada a construcción, robots cada vez más ágiles y versátiles, drones impresionantes, implementación de inteligencia artificial en smartphones, ciudades inteligentes y la materialización de servicios de transporte autónomo se cuentan entre las tendencias vistas en 2018. 

Aunque repleto de avances, no todo fue positivo en 2018 en lo que respecta al ámbito tecnológico, pues mientras se veían estos triunfos en áreas emergentes, en sectores ya afianzados y un tanto más tradicionales se vieron situaciones que van de lo absurdo a lo desagradable.

 

Resumen tecnológico 2018 by rociodiazp

Esta lista negativa la encabezan Cambridge Analytica y Facebook, que no solo tuvo que lidiar con este fiasco e inclusive presentarse sus ejecutivos ante el Congreso estadounidense, sino que además vio partir a ejecutivos claves de Instagram, WhatsApp y Oculus, compañías adquiridas tiempo atrás. El consenso generalizado es que estas personas dijeron adiós a Facebook por diferencia de opiniones y lo que se percibe como falta de ética y credibilidad en picada. 

Apple fue otra compañía que no gozó de un buen 2018, con numerosas acusaciones que ponen en entredicho la buena calidad y construcción de sus productos y bajos prospectos de ventas que pusieron a más de uno a temblar. En general el mercado de smartphones presenta una tendencia a la baja, contrastando grandemente con el afán de fabricantes como Samsung o Huawei de inundar al consumidor con una variedad inusitada de productos y lanzamientos frecuentes. 

Amazon y Google también causaron polémica. La primera por lo que se considera ya un descarado afán de dominio que tiene todas las señas de convertirse en monopolio global; la segunda por no dar un trato cuidadoso a la data de sus millones de usuarios en todo el mundo. La consecuencia de esta falta de cuidado fue el cierre de Google +, una plataforma que en realidad nunca arrancó. Al igual que ocurrió con ejecutivos de Facebook, tuvieron su turno ante Congreso Estados Unidos. 

Para finalizar, una de las grandes manchas de 2018 fueron los hackeos y actividades cibercriminales afines, destacando sobre todo el incidente Marriott y su base de datos de Starwood Hotels, el cual venía ocurriendo desde 2014 sin que se detectara hasta estos días. 500 millones de huéspedes vieron sus datos comprometidos, incluyendo datos tan sensibles como la numeración del pasaporte. 

Como puede verse, hay mucho para reflexionar con miras al 2019 y más allá. ¿Aprenderán las grandes empresas su lección? ¿Aprenderemos  nosotros los consumidores a dar mejor uso a estas herramientas de social media? La evidencia preliminar sugiere que ambas partes insisten en cometer los mismos errores, pero, a la vez, se observa un cierto cambio en el rumbo que podrían tomar las cosas. Sobre todo los gobiernos están tomando una postura fuerte y están exigiendo respuestas y responsabilidad al tiempo que pretenden regular esas actividades.