Home Seguridad Tensiones internacionales, pandemias, plagas, crisis económica y…¡¿ciberataques?!

Tensiones internacionales, pandemias, plagas, crisis económica y…¡¿ciberataques?!

por Ana Tavarez
Cyberattack

No es secreto para nadie que el 2020 ha sido uno de los años mas tumultuosos en mucho tiempo: empezó con tensiones internacionales, siguió con la propagación del COVID-19, el subsiguiente colapso de los sistemas de salud de los países, las cuarentenas, las quiebras, las dificultades económicas y políticas, entre muchos otros sucesos a los que ahora se les suman los ciberataques o guerras cibernéticas entre países.



Hace poco el CSIS (Centre for Strategic and International Studies) publicó unos datos sobre los países que más sufren ciberataques, de dónde provienen los ciberataques y las formas más comunes en los que son realizados estos ataques y los resultados fueron impresionantes, empezando porque los países más atacados entre el 2006 y 2020 han sido Estados Unidos, Reino Unido, India, Alemania, Australia, Ucrania y China.

Usa China

Según CSIS, uno de estos países lidera en ciberataques, y el otro lidera en ataques recibidos. ¿Sabes cuál es cuál?

Por otro lado, los países que más atacan son China, Rusia e Irán, y las formas más utilizadas son DoS (Denial of Service) o Negación al Servicio, SQL Injection o inserción de código malicioso y MITM (Man in the Middle) o la interceptación de la comunicación en plataformas.

Hemos escuchado de cómo compañías como Zoom, EasyJet y otras en diferentes industrias han enfrentado ataques y robos a la información de sus usuarios, mientras que otras como Tiktok y WeChat han sido prohibidas en algunos países debido al posible uso malicioso de la información y perpetración de malwares por parte de China y otros países “ciberespías”.

¿Cómo podemos cuidar nuestros datos?

Las mejores formas de cuidar nuestros datos son: actualizar las aplicaciones, utilizar métodos multicapa como doble autenticación y cambiar nuestras contraseñas periódicamente.

Esto creará un ecosistema donde el eslabón más débil de la cadena de ciberseguridad, en este caso el usuario, sea más difícil de atacar exitosamente.

Esperemos que en algún momento este año vuelva a la tranquilidad habitual, pero mientras, cuidemos nuestra salud, finanzas y ahora datos personales a través de medidas responsables y conscientes como las mencionadas anteriormente.