Home Iluminación Transforma tus lámparas fluorescentes a LED y ahorra energía

Transforma tus lámparas fluorescentes a LED y ahorra energía

por Carolina Ruiz Vega

Cinco minutos, cinco piezas, cinco pasos. Eso es lo que se requiere para transformar lámparas o luminarias fluorescente en LED con el kit Intro LED de Sylvania, que tras meses de investigación y desarrollo empezó a comercializarse este año.

Con este kit se puede reemplazar una luminaria para cielo suspendido por una LED aprovechando la instalación eléctrica existente y reutilizando el cuerpo de la luminaria. Para los fines el kit incluye dos piezas que se colocan en los extremos y otras dos  que van en los laterales, así como un módulo central donde se encuentra la tecnología LED y un difusor.

especialista (9)

© Sylvania

Anteriormente, se podía cambiar el tubo fluorescente por un tubo LED, pero este cambio podría presentar inconvenientes a nivel de flujo luminoso. Otra opción era adquirir toda la luminaria, pero eso implicaba una inversión mucho mayor. Esta es una solución intermedia en costo, ambientalmente más amigable y que permite alcanzar todos los beneficios en términos de ahorro y  eficacia que caracterizan a la tecnología LED.- Adrián Navarro, ingeniero en diseño industrial de Sylvania.

Navarro indica que con este kit de Sylvania no se necesita un técnico en el proceso, ni herramientas complejas más allá de un pelador de cables y una llave hexagonal para tuercas. En cinco minutos se completa la instalación, asegura el ingeniero del departamento R&D Luminarias, quien recomienda, eso sí, utilizar guantes, casco y lentes como equipo de protección.

Cinco pasos

Antes de empezar, es necesario apagar el fluido eléctrico. Luego se ejecutan los siguientes pasos:

    1. El proceso inicia removiendo todos los elementos de la luminaria fluorescente a reemplazar, como difusores, reflectores, tubos y otros componentes de la lámpara, y retirando el balastro, las bases, el cableado y otros materiales no requeridos.

      Lo único que necesitamos que quede, porque lo vamos a reutilizar, es el cuerpo de la luminaria -que es la caja de metal de 8,5 cm de altura mínimo, donde iban los tubos fluorescentes y donde ahora vamos a instalar el kit— y el cable de alimentación.- Adrián Navarro.

    2. El segundo paso es colocar los extremos. Estos se ponen sobre la rejilla para que queden prensados por el peso del cuerpo de la luminaria. Estos extremos tienen unos tornillos que servirán para ensamblar las otras partes del kit.
    3. Luego, se debe colocar uno de los laterales, el cual calza con los tornillos de los extremos. A estos se fijan con las tuercas mariposa.
    4. El cuarto paso es hacer la conexión de tierra y bonding con el módulo central. Este paso es clave en términos de seguridad porque evita que haya descargas eléctricas peligrosas así como caída de piezas una vez que los pines que esta pieza incluye queden adheridos a los laterales.
    5. Finalmente, se coloca el difusor para que la luz se distribuya mejor y se eviten deslumbramientos.


Esta alternativa permite actualizar la luminaria a nivel estético, no solo su fuente de luz. Además, se reutiliza del cuerpo metálico de la luminaria anterior, el cual es difícil de desechar, explica Navarro sobre Intro LED. Una vez instalada esta tecnología LED se pueden lograr ahorros de más del 47% en comparación con el consumo de luz fluorescente, añadió Jorge Madriz, R&D Fixture Leader de Sylvania.

La vida útil de los LED supera las 50,000 horas: en ese momento, el flujo luminoso ha disminuido alrededor de un 30% por lo que se recomienda el cambio; sin embargo, los LED pueden durar hasta 80,000 horas en funcionamiento. Los tubos fluorescentes, en cambio, duran unas 15.000 horas, explica Madriz.

Intro LED está disponible en todos los distribuidores de Sylvania en América Latina, en los tamaños estándar para fluorescentes (2×4 pies y 2×2 pies).