Home Local TSA ordena no gravar compras online menores US$200

TSA ordena no gravar compras online menores US$200

por Rocio Diaz

¿Eres de los que hace compras frecuentes por internet, de esas que valen menos de 200 dólares? Hasta nuevo aviso, y gracias al fallo del Tribunal Superior Administrativo (TSA), puedes seguir realizando tus compras sin temor, gozando de la exención establecida en el decreto 420-05 y en el tratado de libre comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y la República Dominicana. 

Tras casi tres semanas de tensión, cortesía del director de Aduanas y su posición tajante respecto a la necesidad de gravar esas compras en base a un discurso de los comerciantes locales que lleva ya cuatro años, el TSA, en respuesta a un recurso de amparo preventivo sometido por varias instituciones, dio su veredicto en la tarde de hoy:  no va el impuesto, y en el proceso se han vulnerado los derechos relativos al debido proceso administrativo que implica la sujeción de la administración pública al ordenamiento jurídico nacional.

Como era de esperarse, el director de Aduanas, Fernando Fernández, y la Organización Nacional de Empresas Comerciales (ONEC), los principales proponentes de que estas compras online menores de 200 dólares sean gravadas, no están conformes. Al rato de conocerse el fallo de la TSA volvió el señor Fernández con la actitud desafiante que le ha caracterizado, diciendo que recurrirá al Tribunal Constitucional ante este fallo del TSA. Por su parte, la Asociación Dominicana de Empresas de Courier,  cuyos integrantes operan al amparo del decreto 420-05, saluda la decisión del TSA.

dga

¿Hasta cuando seguirán siendo las compras online menores de 200 dólares el blanco de posibles impuestos? Se sabe que los gobiernos siempre están buscando fuentes adicionales de ingresos, pero ello no justifica que se incurra en ilegalidades, sobre todo cuando es para complacer a grupos que representan intereses muy específicos.

Los comerciantes locales tienen razón cuando dicen que hay una estructura impositiva muy fuerte que les resta competitividad, pero fallan al enfocar la solución a sus problemas haciendo daño a la ciudadanía que aprovecha las facilidades de las compras por internet. En vez de eso, deberían estudiar maneras de reducir esos costos, mediante negociación con las autoridades correspondientes. De paso, deberían analizar su forma actual de hacer negocios y el pésimo trato que suelen brindar a sus clientes, ya que el respeto es casi nulo en la mayoría de los casos.

Preguntar por ahí a cualquiera por qué prefiere comprar por internet da una idea muy clara de las cosas: aparte de la comodidad de resolver eso con par de clics y las garantías de calidad y buen precio, la gente no se ve atropellada por vendedores inexpertos o ignorantes ni políticas anticuadas de no devolución. Para colmo, los comerciantes locales traen lo que les da la gana y cuando les da la gana: es común ir a varias tiendas y no encontrar aquello que se estaba buscando. En una situación así, ¿cómo no recurrir a internet?