Home Recomendaciones A propósito del Día del Medioambiente, algunos consejos para cambiar tus hábitos

A propósito del Día del Medioambiente, algunos consejos para cambiar tus hábitos

por Rocio Diaz
Follaje

No estamos aún en verano, pero en el hemisferio occidental, el calor -sobre todo en islas tropicales como es el caso de República Dominicana, se siente con una fuerza inusitada que además se agrava con una sequía que va para dos años y las medidas de aislamiento social impuestas por la COVID-19.



¿Qué está pasando? Algo que por años se ha estado repitiendo: el calentamiento global manifestándose, tanto así que se prevé que 2020 registrará las temperaturas más alta a lo largo de la historia documentada del planeta en ese sentido. Esta es una tendencia que viene dándose de manera continua desde 2015, lo que lleva a la pregunta de hasta dónde llegará. 

De calentamiento global, preservación del medioambiente y el rol de la humanidad se ha hablado hasta la saciedad, sin que haya cambios reales o significativos a lo largo de las décadas. El resultado de esa falta de acción es lo que estamos viviendo hoy. 

Dicen que es tarde para revertir la situación de manera óptima, pero sería peor no hacer nada. Daikin, a propósito de celebrarse este 5 de junio el Día Mundial de Medioambiente, comparte los siguientes consejos del naturalista dominicano Yohanan Núñez con el objetivo de que sean aplicados en la medida de la posible y así al menos contribuir a que la situación no empeore aún más.

    • Reciclar es la palabra mágica. Antes de comenzar a tirar cosas piénsalo dos veces. Tal vez puedan tener una segunda vida. De la ropa que ya no quieres pueden salir alfombras o hasta un cojín. Ahorrarás dinero y protegerás la naturaleza.
    • Usa productos que puedan reutilizarse. Hay muchos productos que se pueden usar varias veces para proteger la naturaleza. Por ejemplo, utiliza servilletas de tela en lugar de servilletas de papel.
    • ¿Sabes lo que es el compostaje? Se trata de una técnica que imita a la naturaleza para trasformar (de forma más acelerada) todo tipo de restos orgánicos, en un producto con excelentes propiedades como fertilizante y regenerador de suelos. Pero lo más importante, es una excelente forma para gestionar, aproximadamente, el 50 por ciento de los residuos que se generan en los hogares. Si no lo conoces, te invito q que investigues un poco, y si lo conoces, practícalo.
    • Apuesta por las frutas y verduras ecológicas. Los productos ecológicos cuidan el medio ambiente porque en su producción no se utilizan fertilizantes ni otros productos contaminantes.
    • Lleva tus propias bolsas al supermercado. Una vez que las tienes, las usarás por mucho tiempo. Cárgalas siempre contigo. Incluso, puedes etiquetarlas según el producto (para congelados, frutas etc) Cuando empieces a usarlas verás que las amarás y te sentirás genial.
    • Planta árboles. Mucho más en un lugar tan maravilloso como República Dominicana. Los árboles producen oxígeno y son esenciales para la naturaleza. ¿Te imaginas ya con un árbol de mango en tu patio o comunidad?
    • Apaga las luces. Parece obvio, pero no nos damos cuenta de la cantidad de veces que encendemos la luz de una habitación que no ocupamos. Acostumbra a tus hijos a apagar la luz y cuando te marches de casa comprueba que todo está apagado.
    • Evita dejar el consumo fantasma. Recuerda que los aparatos que están apagados, pero siguen enchufados consumen energía.
    • Cuidado con el agua que se gasta. Cuando no utilices el agua, cierra el grifo y controla que no existan fugas.
    • Usa tu aire inteligentemente. Asegúrate de que los filtros de tu equipo están limpios y evita que el sol de directamente sobre el equipo. Además, recuerda que una diferencia con la temperatura exterior de más de 12º C no es saludable y cada grado que disminuya la temperatura estará consumiendo un 8% más de energía.
    • Si no es necesario, no tomes el carro. La contaminación proviene en gran medida de los vehículos y muchas veces los usamos para ir a lugares a los que podemos llegar a pie o en transporte público sin mayor problema.
    • Aprovecha la luz natural. En una isla como la nuestra, la luz natural se convierte en una fuente de valor incalculable. Por tanto, para reducir el consumo de luz eléctrica, a veces solo basta con abrir las cortinas.
    • Cambia las bombillas de tu casa. Las bombillas de bajo consumo se calientan menos, consumen menos energía, alumbran igual y duran más.