Home Seguridad Alianzas estratégicas, clave para combatir cibercrimen

Alianzas estratégicas, clave para combatir cibercrimen

por Rocio Diaz

A veces da la impresión de que no pasa un día sin que nos enteremos que una empresa en cualquier parte del mundo fue víctima de un robo de datos o que la información sensible de miles de clientes se vio comprometida por una razón u otra.

La triste realidad es que, tal como ocurre en el mundo físico, el crimen en el ámbito digital no duerme. Peor aun, con el paso de los años -y pese a la proliferación de antivirus, firewalls y soluciones contra malware- este se ha intensificado no solo en frecuencia e intensidad de ataques, sino también en creatividad y formas de ejecución.



Aparte de afectar la credibilidad de negocios, exponer a clientes y en términos generales arruinar la experiencia de uso y productividad, el cibercrimen tiene la particularidad de que sale bastante caro en términos monterarios.

En su informe sobre cibercrimen 2017-2018 el principal investigador del tema, Cybersecurity Ventures, estima que para 2021 estos delitos costarán al mundo 6 mil millones de dólares anuales, representando así la mayor transferencia de riqueza económica en la historia y arriesgando de paso los incentivos para la innovación y la inversión.

Se dice siempre que la unión hace la fuerza, y en el combate al cibercrimen esta es la mejor ruta a tomar por la vía de alianzas estratégicas. Miles de nuevas empresas se han formado en la última década en esta industria, lo que significa que hay numerosas oportunidades para los fines.

En el mundo digital cualquier cosa es un anzuelo para facilitar cibercrimen

El mejor socio en el combate del cibercrimen es aquel que reúna cualidades de silidez, estabilidad e innovación. Antes de proceder es importarte estudiar opciones y tomar en cuenta las necesidades particulares del negocio. Cybersecurity 500, que hace un listado de las 500 empresas más innovadoras del tramo a nivel global, es una buena guía para dar este paso.

GM Security Technologies, con sede en Puerto Rico, es una de tales empresas innovadoras. Ofrece más de 40 años de experiencia combinada en tecnología de la información y servicios gestionados de seguridad cibernética y se considera uno de los proveedores más grandes y sólidos en el Caribe y Norteamérica.

Otras empresas en el listado Cybersecurity 500 son CyberArk, Cylance, Cisco y Argus Cybersecurity. Para cada mercado, región y necesidad hay una opción viable. Es cuestión de estudiar las opciones y dar el paso hacia alianzas que permita combatir efectivamente el flagelo del cibercrimen.