Home Lanzamientos Apple refuerza su enfoque de salud en Serie 4 de su reloj inteligente

Apple refuerza su enfoque de salud en Serie 4 de su reloj inteligente

por Rocio Diaz

A nivel de wearables, específicamente dentro de la categoría de relojes inteligentes, Apple Watch se considera uno de los dispositivos más completos y avanzados en lo que respecta a un enfoque de salud integral y preventiva que va más allá de simplemente motivar a la gente a un estilo de vida más activo.



Además de contar pasos y alentar al usuario a dar un paseíto cuando lleva mucho rato sentado o en posición sedentaria, el reloj de Apple informa cuando ocurre un subión de presión, siendo este sensor uno de los más precisos en el mercado, valorado positivamente por instituciones médicas que a través de Research Kit colaboran con la compañía en su misión de profundizar su oferta de salud e incluso aumentar su alcance.

Hoy, a propósito del esperado evento que realiza Apple cada año para el mes de septiembre, fue el reloj -y no los smartphones, como se esperaba inicialmente- la verdadera estrella. Ahora en su cuarta generación, Apple Watch resulta más funcional que nunca en lo que respecta a salud al detectar no solo presión alta, sino presión baja por igual y ritmo irregular, un síntoma que podría apuntar a fibrilación atrial, un tipo común de arritmia.

El nuevo Apple Watch igualmente detecta caídas, una función que se hace posible gracias a la inclusión de acelerómetro y giroscopio de próxima generación con rango dinámico dos veces mayor al de modelos anteriores. Estos sensores son igualmente los responsables de contar pasos y llevar un monitoreo en general de la actividad del usuario.

El tema de las caídas resulta particularmente interesante porque es una de las causas principales de lesiones a nivel global, con consecuencias que a veces van de lo grave a lo crítico. Tras estudiar caídas en miles de personas el equipo responsable en Apple llegó a la conclusión de que cada tipo de caída sigue un patrón de movimientos específicos, y es en base a eso que el reloj trabaja. Si éste detecta que el usuario sigue inmóvil un minuto después de haberse caído, de inmediato contacta a servicios de emergencia.

Caídas

No todas las caídas son iguales: el patrón de movimiento varía según caso

Quizás lo más impresionante en la Serie 4 de Apple Watch es el hecho de que puede usarse para hacer un electrocardiograma, sin necesidad de accesorios adicionales como la Kardia Band, la cual fue aprobada en noviembre pasado por la FDA para los fines. Electrodos en la parte interna se combinan con un reverso de cerámica negra y cristal de zafiro, dos elementos que además mejoran la receptividad celular para realizar y recibir llamadas.

Para el electrocardiograma basta con colocar el dedo en la corona del reloj, la cual ahora ofrece retroalimentación háptica para ofrecer una experiencia de mayor receptividad al usuario. La información resultante es almacenada en un PDF dentro de la aplicación de salud. Este documento puede ser referido al médico para fines de consulta y seguimiento.

La Serie 4 del Apple Watch está impulsada por un nuevo procesador, S4, doble núcleo de 64 bits que ofrece desempeño dos veces más rápido. En esta ocasión los relojes vienen en tamaños de 40 y 44 milímetros, con pantallas que son 32 y 35 por ciento más grandes que modelos anteriores y que ahora tienen bordes redondeados que permiten una mejor integración de animaciones y otras funcionalidades.

Caras dinámicas y una interfaz totalmente rediseñada forman parte de las numerosas mejoras en la Serie 4 de Apple Watch, la cual estará formalmente disponible a partir del 21 de septiembre, con posibilidad de preordenar a partir del viernes 14. La versión GPS de los relojes arranca en 399 dólares, con disponibilidad inmediata en 26 mercados, mientras que la celular arranca en 499 dólares, con disponibilidad en 16 mercados y 34 prestadoras. Por su parte, watchOS 5 estará disponible a partir del 17 de septiembre.