Home Opinión Bing refresca su imagen, y esperemos los cambios no se queden ahí

Bing refresca su imagen, y esperemos los cambios no se queden ahí

por Rocio Diaz
Binglogo

En sus más de diez años de existencia, el buscador Bing de Microsoft ha fracasado en su misión de hacerle competencia real y duradera a Google, el indiscutible rey en esta categoría, pero si algo hay que resaltar es que se ha mantenido dando la cara y la pelea durante todo este tiempo. 



Como muchos de ustedes han experimentado brevemente cuando se ven forzados a usar Edge, el browser de Microsoft que recientemente adoptó Chromium como su motor y que se considera infinitamente mejor que Internet Explorer, Bing es parte del paquete se servicios que ofrece la companía a modo de complemento del omnipresente Windows. El único problema, tal como reflejan los números, es que poca gente realmente lo usa, optándose por cambiar la opción predeterminada a Google, o, mejor, cambiándose enteramente a Chrome y demás servicios. 

¿En qué ha fallado Bing? De manera empírica, es fácil afirmar que las búsquedas aquí no ofrecen resultados tan actualizados o precisos como aquellos que encontramos en Google, aun cuando en este último buscador escribamos  las palabras incorrectamente o coloquemos una secuencia de palabras claves sin conectores entre ellas. Otro factor a tomar en cuenta es que Microsoft realmente nunca ha destacado en el tema de browsers, búsquedas, mensajería y servicios afines, quedando un tanto desacreditada la compañía años atrás por un escándalo de monopolio que en su momento fue muy prominente. 

bing

Así era el logo de Bing antes de su último cambio

Todo esto nos lleva a un escenario donde Bing tiene una participación de mercado global de apenas 2.83 por ciento. Google, en contraste, domina con 92.26 por ciento del mercado. 

A lo largo de los años, Bing ha cambiado su imagen en varias ocasiones, pasando de letras anchas a unas más moderadas. El cambio más reciente tuvo lugar en el mes que casi finaliza, y contempla un ligero rediseño de logo -ahora de contorno más suavizado- y un cambio de nombre que podría pasar un tanto desapercibido. 

En su nueva reinvención, Bing oficialmente ha pasado a llamarse Microsoft Bing, cambio que busca reflejar la integración con otros servicios Microsoft, como Office 365. Esperemos que ahora el Departamento de Justicia de Estados Unidos no les caiga atrás por monopolio, cómo está ocurriendo con Google, aunque eso sería poco probable en vista de los números que exhiben. 

Más que un cambio de logo o mayor integración con servicios Microsoft, Bing necesita urgentemente mejorar los resultados que brinda. Cierto es que la portada es mucho más atractiva que la de Google al dar la bienvenida con imágenes cambiantes y acceso a noticias del portal MSN, pero, fuera de ahí, es un producto muy inferior cuando se le compara a la principal competencia.