Home Recomendaciones Calor y ejercicios: una guía imprescindible para no sucumbir

Calor y ejercicios: una guía imprescindible para no sucumbir

por Rocio Diaz
Running

Llegó septiembre, y si bien en algunas ciudades del mundo esta es la antesala del otoño, aquí en República Dominicana y países del área el calor golpea con tanta fuerza que la queja es colectiva. 



Típico de los trópicos, y exacerbada por una temporada ciclónica que finalmente se activó pese a la persistencia del polvo del Sahara, los pronósticos indican que el calor seguirá por las próximas semanas, por tanto lo mejor que hacemos es adaptarnos a esta realidad de la mejor manera. 

Para mucha gente lidiar con calor se resuelve con andar con ropa fresca y reducir a un mínimo la actividad física. Si eres de aquellos que busca mantenerse en forma y realizar deportes aun con el calor en sus buenas, te vienen bien los consejos incluidos en este decálogo compartido por Daikin, el cual fue elaborado conjuntamente con especialistas en medicina deportiva:

  1. Cuidar la hidratación: La hidratación es fundamental a la hora de practicar ejercicio con altas temperaturas y es imprescindible beber agua durante la práctica de cualquier actividad física que se desarrolle durante más de 15 minutos.
  2. Vigilar la temperatura de las bebidas que se van a tomar: Si el agua que vamos a beber durante la práctica de deporte está demasiado fría podría ser contraproducente, provocando incluso diarrea y/o vómitos.
  3. Elegir el momento adecuado del día para realizar deporte: Lo más aconsejable es realizar la actividad física a primera hora o a última hora del día.
  4. Elegir bien la vestimenta: Ésta debe protegernos de la radiación solar y ser ligera para facilitar la evacuación del sudor.
  5. Vigilar la alimentación: Es fundamental hacer comidas ligeras que aporten mucha agua, como pueden ser ensaladas, frutas, verduras o zumos.
  6. Apostar por lugares frescos: Siempre que sea posible, lo ideal es optar por lugares frescos y a la sombra a la hora de realizar ejercicio. De esta forma se podrá reducir la radiación directa del sol mientras se practica deporte.
  7. Utilizar protección solar: Lo más recomendable es usar protección solar 50+ y gafas de sol. 
  8. Hidratarse después del ejercicio: Es importante hidratarse tras la práctica de ejercicio, preferiblemente con bebidas energéticas altas en vitaminas y minerales.
  9. Adaptar la meta a la temperatura ambiente: Equilibrando los objetivos que se persiguen a las condiciones climáticas del momento.
  10. Ser consciente de la tolerancia a las altas temperaturas: Cada uno debe ser consciente de su grado de tolerancia al calor adaptándose de manera progresiva a las altas temperaturas durante aproximadamente dos semanas.

Hay que ser realistas: la intensidad del calor es tal que hasta al ducharnos sentimos sus efectos. Hacer ejercicios bajo estas condiciones jamás debe tomarse a la ligera, por tanto estos consejos resultan más que válidos.