Home Emprendedores Cuatro innovadoras propuestas dominicanas que vale la pena conocer

Cuatro innovadoras propuestas dominicanas que vale la pena conocer

por Rocio Diaz
startup

Vivimos en un mundo cada vez más disruptivo en lo que a tecnología y modelos de negocio se refiere. Aun cuando la República Dominicana no esté en el centro de la revolución, no deja de ser parte de ella, y eso se evidencia en una serie de startups y propuestas que abrazan nuevos conceptos y ofrecen una alternativa sobre lo tradicional.

Poco a poco, en franca sintonía con lo que sucede fuera de nuestras fronteras, se van introduciendo términos en el ámbito local que hasta hace poco eran casi totalmente desconocidos, entre ellos fintech y el concepto de inversionistas ángel, incubadoras y aceleradoras de startups, que no son más que la inspiración materializada de emprendedores que persiguen varios objetivos.



Cuando se combinan tecnologías con ideas innovadoras el resultado es a menudo un éxito en lo que respecta a facilidad de uso, personalización de servicios, ahorro en costos y flexibilidad de horario y condiciones. Ahora que hay un enfoque hacia la conservación del medioambiente y la sostenibilidad, los retos, lo mismo que las oportunidades de innovación, tan solo aumentan.

¿Cómo estamos en República Dominicana a nivel de ideas disruptivas y desafiantes? Basta con echar un vistazo a estas cuatro empresas innovadoras -presentes en la conferencia EmTech Caribbean 2018– para entender que vamos por buen camino y que, sin duda, la creatividad se impone cuando va acompañada de un buen plan de negocios, organización y perseverancia:

  • ECO Mensajería. La contaminación en las vías del país es una realidad que se agrava por la falta de controles y de conciencia del ciudadano promedio. Con la finalidad de promover sostenibilidad y preservación del medioambiente el emprendedor Edison Santos fundó esta startup, que ofrece una alternativa ecológica en labores de mensajería al emplear motores eléctricos que se recargan con energía solar. El esfuerzo es complementado con papelería totalmente reciclada para un enfoque integral. A la fecha representan un ahorro de más de 101,000 kilogramos de CO2 en el ambiente.
  • InstaCarro. Aun cuando este mercado online de compra y venta de carros usados opera en Brasil, debe resaltarse que su origen es dominicano, al igual que uno de sus cofundadores, Onil Pereyra. En efecto, sus desarrolladores están en el país. La promesa de InstaCarro es hacer una venta efectiva de carros usados en una hora, y para ello emplean inteligencia artificial en la forma de redes neuronales que se encargan de optimizar las campañas de marketing para resultados satisfactorios. Pereyra es además socio en Atarazana Labs, un fondo de emprendimiento enfocado a startups orientadas a grandes mercados. Propuestas como Cuyaya, centrada en predecir el consumo de energía en el hogar para fines de optimización, y EduPass, que facilita estudiar fuera del país, han salido de aquí.
  • Agroprecisión Dominicana. Nuevamente el enfoque es hacia sostenibilidad, tomando en cuenta la realidad irrefutable que es el cambio climático. Arturo Bisonó, CEO de la empresa, refirió en EmTech Caribbean 2018 que para los próximos 30 años la temperatura en República Dominicana podría subir entre 1 y 2 grados, lo que vendrá acompañado de 200 milímetros menos de agua. Bajo estas circunstancias se hace necesario optimizar los cultivos, y para ello se hace necesario conocer las condiciones del suelo y otros factores, siendo los drones, sensores y satélites de gran utilidad para los fines.
  • Regalii. Esta es una verdadera historia de superación y perseverancia. Inicialmente la visión de Edrizio de la Cruz con esta startup -la primera de un dominicano en ser acelerada por Y Combinator– era ayudar a inmigrantes a enviar dinero a sus familiares en su país de origen de una forma más efectiva y segura para el receptor a través de sus respectivos teléfonos, y así fue como ideó un mecanismo que convierte esos fondos en créditos que se pueden usar para pagar deudas o comprar en el super. Como las startups no son aventuras perfectas o cómodas (hay que fajarse de a duro, según refirió el propio Edrizio en la conferencia), Regalii se ha visto obligada a lo largo de su existencia a cambiar el modelo de negocio en más de una ocasión. Ahora se le conoce como Arcus y colabora con bancos en la reemisión de tarjetas de crédito y débito a clientes que han perdido esas tarjetas (por robo o descuido) o que han visto sus datos comprometidos.