Home Opinión El efecto «snowflake» o el exceso de sensibilidad de la sociedad digital