Home Robótica El futuro de las entregas de comida a domicilio: robots

El futuro de las entregas de comida a domicilio: robots

por Rocio Diaz
Just Eat

La idea de usar drones para entregas a domicilio -sea de comida u otras cosas- es una que, aunque atractiva, no arranca del todo por el tema de las regulaciones actualmente vigentes para este tipo de vehículos voladores no tripulados. En lo que se resuelve el caso, Starship Technologies propone robots funcionales para esas tareas.

Similar a los robots de Savioke diseñados para uso y asistencia en hoteles, los de Starship Technologies son de un diseño funcional , con ruedas y un compartimiento para almacenar la comida. La diferencia fundamental es que estos son más bajitos y no tienen una cara configurada, quizás porque no es la idea que interactúen con el cliente; su misión es solo ayudar a eficientizar la cadena de entregas y, de paso, reducir los costos y cuellos de botella asociados a ella.

El hecho de contemplar el uso de robots para fines de entregas a domicilio implica varias cosas. Por un lado, se eliminaría una parte de la fuerza laboral que tiene alta tasa de rotación por la naturaleza del trabajo a realizar. Por el otro, las entregas se harían más eficientes a varios niveles porque estos robots están diseñados para usar las aceras, lo que significa que no consumen combustible ni pierden tiempo en tapones. Asimismo, según de la naturaleza de las entregas, pueden hacerse cambios a nivel de logística interna.

De momento Starship Technologies ha formalizado una alianza con Just Eat, un servicio online con sede en Reino Unido y servicio en varias ciudades de Europa y América Latina que permite a usuarios ordenar comida de más 20,000 lugares para ser recibida en casa. Próximamente se pondrá en funcionamiento una flotilla de estos robots en Londres, con planes de extender la prueba a 14 ciudades más, siempre que las autoridades den el visto bueno.

Cada robot de Starship Technologies cuenta con un compartimiento insulado con capacidad de almacenar hasta 20 libras o el equivalente a dos bolsos de abarrotes. Cuentan con seis ruedas, 9 cámaras, sensores para evitar chocar con obstáculos, tecnología 3G y una conexión permanente a Internet para navegar de manera autónoma. Personal humano se encarga de la supervisión remota de cada robot, con posibilidad de intervenir en caso de problemas. Los robots andan a una velocidad de 3 kilómetros por hora, siendo la meta completar cada entrega en un lapso de 5 a 30 minutos.

starship1

Para asegurar que la entrega llegue intacta a su destino final, los compartimientos de cada robot solo pueden ser abiertos con un código provisto al usuario por la vía una aplicación móvil. En caso de que los robots sufran algún tipo de ataque callejero, las cámaras se encargarán de fotografiar al agresor y enviarlo a los supervisores, quienes entonces podrán tratar de detener a la persona y enviar a la policía al lugar.

Starship Technologies ya ha probado estos robots, que han recorrido en conjunto 5,000 millas y hecho alrededor de 400,000 entregas a usuarios en Europa y Estados Unidos. Se estima en promedio que esta solución de entregas sale entre 10 y 15 veces más económica que alternativas tradicionales de última milla.