Home Crowdfunding El Ubuntu Edge no va

El Ubuntu Edge no va

por Rocio Diaz

edge-1-large

Oficialmente se le acabó el tiempo a Canonical para recaudar los 32 millones de dólares que se había propuesto para iniciar la producción en cantidades limitadas del Ubuntu Edge, un smartphone concebido como una plataforma de convergencia, capaz de desplegar Android y la versión full de Ubuntu en sistemas de escritorio.  

Si bien Canonical no llevará a cabo sus planes de producir el Edge, habiéndose comprometido desde el principio a devolver el dinero recaudado si no lograba su meta en 30 días, hay muchas conclusiones interesantes que se pueden sacar de aquí.

En primer lugar, sería un error calificar de “fracaso” esta campaña de crowdfunding de Canonical. Una de las cosas que sin duda llamó la atención cuando fue lanzada la campaña fue precisamente el método elegido: en vez de arriesgarse a invertir dinero en un producto que quizás no tenga suficiente salida, la compañía decidió primero probar las aguas. Al iniciar una campaña de crowdfunding a través de Indiegogo, Canonical quería determinar varias cosas, entre ellas

  • ¿Hay mercado para un Ubuntu Edge y la visión de convergencia presentada?
  • ¿De qué tamaño sería este mercado?
  • ¿Sería este un producto factible?

Aún cuando recaudó menos de la mitad de lo que se había propuesto, quedó claro a Canonical que hay un mercado para un smartphone de Ubuntu, y esto es algo que reconocen su fundador y principales ejecutivos en un comunicado publicado hace algunas horas. Según se deja entrever, el Ubuntu Edge quizás no vaya a producción, pero otros smartphones Ubuntu si harán su debut, específicamente en 2014. Tal como hace notar el equipo de Canonical, la campaña -la más ambiciosa en su género- contó con el apoyo de más de 20,000 personas que lograron recaudar cerca de 13 millones de dólares. Fuera de esta clase de apoyo, se trató de un tema ampliamente comentado a nivel mundial, con grupos y páginas creadas con el propósito de apoyar y dar seguimiento al desenlance de la misma.

A todas luces, usar el recurso de crowdfunding fue una movida estratégica de Canonical. No sólo responde a preguntas puntuales, sino que, de haberse recaudado la cantidad propuesta, hubiese sabido exactamente qué cantidad de unidades producir para satisfacer la demanda, haciendo de esta forma un uso óptimo de recursos con inventario cero prácticamente.

Ubuntu Edge no irá a producción, pero Canonical rompió varios récords y, de paso, aprendió algunas cosas nuevas y valiosas. En lo que se definen los planes para 2014 y la posible salida de smartphones Ubuntu, se informa que PayPal iniciará el proceso de devolución de dinero, pautado a finalizar en cinco días laborables.