Home En Serio ¿Es posible alcanzar el bienestar a través de una app?

¿Es posible alcanzar el bienestar a través de una app?

por Rocio Diaz
Thoughts

De un tiempo a esta parte se han puesto de moda las aplicaciones que prometen al usuario lograr bienestar mental y emocional a través de terapias que pudieran definirse como una oda al positivismo eterno y las frases vacías pero que suenan grandilocuentes.

Antes de seguir desarrollando este tema, una aclaración: no hay nada de malo en enfrentar la vida y las situaciones con una actitud positiva, pero de ahí a simplemente eliminar cualquier pensamiento o actitud negativa, como muchas veces proponen estos proyectos, hay un largo trecho.

Una de esas aplicaciones, BetterUp, ha sido noticia en el día de hoy luego de que se uniera a su equipo una figura muy prominente y conocida internacionalmente. Este nuevo integrante, quien ostenta el cargo de Chief Impact Officer (traducido libremente como “oficial principal de impacto”), es nada menos que el aún príncipe Harry, duque de Sussex, quien no solo renunció a la familia real a la que pertenece, sino que ha protagonizado una serie de escándalos junto a su esposa, la actriz Meghan Markle.

Harry Betterup
Así como lo leen. Chief Impact Officer.

¿Es esta la persona más adecuada para trabajar por el bienestar de la gente? Poco probable, pues hay un exceso de bagaje emocional, según dirían expertos en psicología y comportamiento humano. Sin embargo, ya sea como parte de una estrategia de Better Up, del matrimonio Sussex o de ambas partes, ahí tenemos a un miembro de la realeza en esas cuestiones.

Esto, por supuesto, conviene a BetterUp, un unicornio que actualmente está valuado en 1.73 mil millones de dólares en base a un positivismo que puede caer en lo exagerado y lo empalagoso, puntualizado por frases de motivación que a la primera lucen profundas pero que en realidad son vacías cuando se analizan bien.

Desde el punto de vista de una generación que abraza causas débiles y que se decanta por cualquier cosa que suene o huela a “woke” -o “despierto”, haciendo una traducción casi literal-, BetterUp no es más producto de este tiempo, de la misma forma que lo son TikTok, Fleets y otros recursos que surgen de la noche a la mañana, sin que la gente de ciertta edad entienda realmente de qué se trata.

Para responder a la pregunta que sirve de título a este artículo; no, no es posible alcanzar bienestar a través de una app que solo se dedica a tirar frases de motivación y que se centra en un positivismo imposible. BetterUp complementa esos elementos con servicios de coaching personalizado que prometen una transformación individual capaz de impactar a toda una organización.

El coaching, al igual que el positivismo y la motivación exagerados, lleva tiempo desacreditado, y la razón es que mucha gente se enganchó a esa profesión con la intención de hacerse de dinero. El resultado hoy es que coaches legítimos caen en el mismo saco, y eso no es justo, pero es la percepción generalizada.

Quizás lo más triste de startups como BetterUp es que terminan acaparando un nivel de atención quizás inmerecido, y, peor, engatusando a inversionistas que se dejan llevar por la ola de la maravillosidad.

Ya en Silicon Valley se han dado varios casos de estrellas que caen estrepitosamente, y quizás ningún caso es más representativo que Theranos y el deseo de brillar, sin condiciones, de su fundadora, Elizabeth Holmes.

Es posible que BetterUp y otros de su clase no corran la misma suerte de Theranos, pero, tarde o temprano, alguien se dará cuenta de que estos unicornios realmente no aportan nada real.