Home Curiosidades Escobar Fold 1: ¿comprarías un teléfono con un nombre asociado a un capo?

Escobar Fold 1: ¿comprarías un teléfono con un nombre asociado a un capo?

por Rocio Diaz
Escobar Fold 1 3

Para mucha gente, independientemente de su edad, nacionalidad o profesión, el nombre de “Pablo Escobar” es uno que trae malos recuerdos, siendo la asociación inmediata con drogas, crimen organizado y sangre. 



Si bien es cierto que el reino de terror de Escobar tuvo su sede en Colombia, con impacto en todo el continente americano, el referente que aun perdura es que este personaje fue en efecto el “rey de la cocaína”, con efectos duraderos hasta el día de hoy. 

Para quienes no lo recuerdan, Pablo Escobar cayó en Medellín, Colombia, el 2 de diciembre de 1993, durante un enfrentamiento a tiros con el grupo de fuerzas especiales de la policía colombiana conocido como “El Bloque de Búsqueda”. 26 años han pasado de este episodio, y aun el nombre Escobar resuena, negativamente, gracias al continuo tráfico de drogas, novelas y gente como “El Chapo Guzmán”, elementos que mantienen el recuerdo más que vivo en la memoria de la colectividad. 

Luego de este preámbulo, entremos en materia: Roberto Escobar, un hombre quizás desconocido salvo por el sonoro apellido, está tanteando el mundo de la tecnología con un teléfono plegable, Escobar Fold 1, que promete ser mejor que cualquier otra propuesta existente o venidera, con la ventaja adicional de que se hará acompañar de un precio bastante asequible: nada menos que 349 dólares. 

¿Qué puede obtenerse por este precio? Veamos: según el creador del Escobar Fold 1, estamos hablando de un equipo con una enorme pantalla AMOLED FHD+ de 7.8 pulgadas que corre Android 9 (Pie) y funciona con procesador Snapdragon 8150 ofreciendo de paso 6GB de memoria RAM y 128GB de almacenamiento. Un sistema de cámara dual de 16 y 20MP termina de coronar las especificaciones de un equipo tan resistente y dinámico que admite doble SIM y se vende además desbloqueado para que el comprador pueda activarlo con la compañía telefónica de su agrado. 

Si te resulta atractiva la propuesta del Escobar Fold 1 y ya estás listo para averiguar más y hasta comprarlo, he aquí un dato adicional que probablemente te desilusione: Roberto Escobar es hermano biológico de Pablo Escobar, y su propósito con este extravagante teléfono es no solo avergonzar a la competencia, sino enseñarle una lección permanente a Apple y castigarla por su afición de vender equipos “malos” a sobreprecio a un público incauto. 

Un teléfono plegable por 349 dólares es sin duda una hazaña en un mercado donde el más “barato” hasta ahora vale 1,500 dólares (hablamos del Razr de Motorola), pero Escobar, a través de su empresa Escobar, Inc., quiere llevar las cosas más lejos y tiene una demanda colectiva por 30 mil millones de dólares lista contra Apple para el 6 de enero próximo en California, Estados Unidos. En preparación para la magna ocasión ya Escobar ha invertido más de un millón de dólares en abogados. 

¿Procederá este juicio? ¿Tendrá Escobar algún éxito con su teléfono plegable? El hecho de que solo hay 100,000 unidades disponibles, exclusivamente a través de su website, ofrece la idea de que quizás no esté tan confiado después de todo. Es posible además que este sea un caso en el que las yerbas finalmente hicieron su efecto, pues no hace mucho el mismo Escobar de esta historia acusó a Elon Musk de robarle la idea del lanzallamas.

Para añadir aun más dramatismo a este cuento, el Escobar Fold 1 es un teléfono herméticamente seguro para evitar intrusión de gobiernos o de cualquier simple mortal. 

ACTUALIZACION FEBRERO 2020: El cuento del Escobar Fold que mataría a la competencia va tan lejos que salió una segunda versión, pero… las cosas no son como parecen. Al decir de los pocos agraciados que han recibido una de estas unidades -aparentemente enviadas voluntariamente por la compañía y provenientes de Medio Oriente, por algún motivo-, estos plegables de segunda generación son inventario sobrante del Galaxy Fold de Samsung, algo que eventualmente podría devenir en una demanda. Para más prueba de que esto es un engaño, solo youtubers de renombre han recibido uno de estos aparatos (y no todos, al decir de Marques Brownlee) y, por si fuera poco, el pago solo puede hacerse en bitcoin, sin soporte real al llamar por teléfono. ¿Hasta donde llegará esta película tan mala?