Home Curiosidades Girlplay: ahora la protección sexual viene en aerosol

Girlplay: ahora la protección sexual viene en aerosol

por Rocio Diaz
Girlplay

El aerosol, y no estamos hablando del fijador para cabellos que se hizo tan popular en la década de los 80s, está sin dudas de moda, pues desde café hasta bizcocho pueden consumirse en este formato. Ahora vemos que hasta para protección sexual puede ser un aliado, tal como demuestra Girlplay

Aunque más bien parecería el título de una revista coqueta o de un perfume elaborado bajo esa premisa, Girlplay es el nombre dado por Michele Chu, estudiante de término del Instituto Pratt de Nueva York, a su proyecto de comunicación visual, que consiste justamente en un condón al instante en formato aerosol. En pocas palabras, no más quejas de picazón por el látex o inconformidad porque no se ajusta a tamaño o forma.

El producto, parte de un kit de amantes que incluye otros elementos para añadir un extra a los encuentros sexuales, va dirigido a mujeres desde el punto de vista de empaque y conceptualización. Posiblemente sea la idea que ellas tomen el control de la situación con una protección que es fácil de usar y que funciona tanto para ella como para su pareja. Hay un componente tecnológico adicional en el kit, pues se incluyen un sostén inteligente y un control remoto (el uso de ambos elementos no se describe, pero podemos imaginar hacia donde va).

Los elementos del kit (© Michele Chu)

Los elementos del kit (© Michele Chu)

Tratándose de un proyecto de comunicación visual no sorprende el nivel de atención a detalles por parte de Michele y su equipo. Ahora bien, ¿confiarán los usuarios en la efectividad de una protección en aerosol? Igual como se usaría un vendaje en spray, con Girlplay hay que asegurarse de que las partes queden totalmente cubiertas.

Pese a lo novedoso que pudiera parecer Girlplay, la idea de este tipo de protección en aerosol no es del todo nueva. Un prototipo había sido mostrado en 2006 por Jan Vinzenz Krause, del Instituto Alemán de Consultoría sobre Condones, quien se había inspirado en el concepto de lavado de carros automatizado para los fines. El hecho de que el aerosol duraba un minuto en secarse restó atractivo al producto, que nunca se comercializó.

¿Habrá superado Girlplay esta restricción? ¿Llegará a venderse? Solo el tiempo dirá. De momento, Michele tiene planes de comercializar su producto una vez se gradúe.