Home Sostenibilidad Granjas flotantes, un ejemplo de sostenibilidad

Granjas flotantes, un ejemplo de sostenibilidad

por Rocio Diaz
Floating Farm

La sostenibilidad tiene muchas formas de manifestarse, y una de ellas es mediante conceptos como el de la granja flotante en Holanda que produce 600 litros de leche al día a partir de 32 vacas de la raza Meuse Rhine Issel.



La novedosa granja, primera en su tipo en todo el mundo, opera en Rotterdam. Se trata de una estructura compacta y funcional que contempla tres niveles en un espacio de 1,200 metros cuadrados  y que emplea paneles solares y vehículos eléctricos para su funcionamiento y labores de distribución. 

El nivel superior de la granja flotante es un techo que al tiempo que mantiene a las vacas protegidas de los elementos recolecta agua de lluvia para ser empleada en sus procesos. En el nivel medio están las vacas y debajo de ellas, en el nivel inferior, se recolectan sus desechos.

El nivel inferior de la granja flotante  es multifuncional porque además se embotella la leche, se almacena el agua recolectada por el techo, se elabora yogurt y se mezcla el alimento para las vacas, el cual proviene en 80% de residuos de fabricación de cerveza y grama recortada de campos de golf.

Esta innovadora granja lechera flotante es manejada por Beladon Group, que tiene en planes construir otras granjas flotantes para producción de huevos y vegetales. 

El concepto de granja flotante, que inicialmente fue presentado en 2016, es uno de varios proyectos que exploran la forma en que nos podemos adaptar al prospecto de aguas en aumento por causa del cambio climático.

Al tratarse de un concepto sostenible que busca aprovechar cada materia prima posible y generar a su vez la menor cantidad de desechos, los de Beladon le llaman al concepto “transmfarming”, un juego de palabras que parte de “transforming” (transformar en inglés) y que sustituye la o por una a para integrar “farming” (labores agrícolas) a la misma.