Home Viajes espaciales ¿Hacia dónde nos lleva la nueva carrera espacial entre multimillonarios?

¿Hacia dónde nos lleva la nueva carrera espacial entre multimillonarios?

por Rocio Diaz
Espacio

Explorar el espacio no es cosa de ahora: justo este 20 de julio se cumplen 52 años de la llegada a la Luna, hecho histórico que aún hoy unos cuantos incrédulos se empeñan en negar.

Quizás como un homenaje a esa misión, en este 20 de julio del año 2021 el hombre más rico del mundo, Jeff Bezos, cumplió su sueño de llegar al espacio, aún si fuera unas pocas millas por encima de lo que se define como la frontera entre el espacio y la Tierra.

Esta frontera, conocida como línea de Kármán, define el límite entre la atmósfera terrestre y el espacio exterior. Aunque el dato varía entre instituciones, la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de los Estados Unidos (NASA) la establece a 50 millas (80 kilómetros) por encima del nivel del mar.

Haciendo historia a varios niveles, Bezos y sus tripulantes -su hermano Mark, el joven holandés de 18 años Oliver Daemen y la astronauta Wally Funk (82 años)- llegaron a 66.5 millas por encima del nivel del mar a bordo de una cápsula de Blue Origin, que en esta fecha estrenó su primer viaje tripulado hacia la frontera espacial.

Más allá de experimentar gravedad cero y de tener acceso a vistas muy exclusivas del planeta Tierra, ¿cuál es el objetivo de estos viajes? Considerando que son bastantes costosos y de muy corta duración -5.5 mil millones de dólares y apenas 10.20 segundos en el caso de la travesía de Bezos-, la pregunta está más que justificada.

Apenas 9 días antes, el 11 de julio, otro multimillonario, Richard Branson, también llegó a la frontera espacial. Este lo hizo a través de Virgin Galactic, una división del grupo Virgin que desde hace varios años anda promoviendo la idea de viajes intergalácticos que podrían costar, como poco, 250 mil dólares. A diferencia de su rival, este no pasó de las 53 millas por encima del nivel del mar, lo que propició comentarios un tanto burlones por parte de Bezos.

¿Será esta una batalla de egos? No pocos lo ven así, sobre todo porque estos viajes -de momento, al menos- están reservados para los superricos. Esta forma de ver la cuestión espacial ha llevado a gente en redes sociales a criticar el enorme gasto que representan las aventuras de Blue Origin y Virgin Galactic cuando hay tanto por resolver en el mundo. En el caso de Bezos, se llegó al expremo de hacer una petición en change.org para que se impidiera su retorno a la Tierra.

Podrá parecer una idea descabellada, de esas que solo caben en las cabezas de soñadores y gente con mucho dinero, pero el objetivo de esta nueva carrera espacial es ir preparando el terreno para una eventual colonización del espacio. La propuesta viene principalmente de parte de Bezos, quien está consciente del daño al que se ha sometido la Tierra por vía de la industrialización, el progreso y el imparable crecimiento poblacional.

Hace algún tiempo, Bezos indicó que la única posibilidad real de sobrevivencia de la raza humana es irse al espacio. El primer paso sería mudar empresas e industrias a ese lugar, y luego se podría explorar la posibilidad de establecerse allí a modo de hábitat.

Bezos no está solo en este planteamiento, pues Elon Musk, cabeza de Tesla y SpaceX , es otro que apuesta a la colonización fuera de la Tierra, poniendo la mira específicamente en Marte. Branson, por su parte, se enfoca más en turismo espacial, pero contempla asimismo la posibilidad de contratos a nivel gubernamental, y ya eso nos da un indicio de por donde va el asunto.

¿Llegaremos a ser testigos de un éxodo humano hacia el espacio, o será ya muy tarde para escapar del infierno que la propia humanidad ha creado en la Tierra? Solo el tiempo dirá.