Home Curiosidades ¿Harto de la publicidad? WaiveCar podría hacerte cambiar de parecer

¿Harto de la publicidad? WaiveCar podría hacerte cambiar de parecer

por Rocio Diaz
waivecar

Durante años (décadas, quizás) la relación con la publicidad ha sido una de amor-odio: en ocasiones -sobre todo ahora que se ha estado usando y abusando de nuestra data online- resulta sumamente útil, pero la mayoría de las veces es una molestia bastante inoportuna.

Lamentablemente, la publicidad es un mal necesario a más de un nivel. En esquemas tradicionales es una forma en que los medios de comunicación se mantienen operando y a flote. En el mundo de la Internet y lo digital es lo que permite la existencia de tantos servicios y aplicaciones gratuitas o, en su defecto, a muy bajo costo.



La publicidad ha sido acusada a lo largo de los años de traer pocos beneficios a quienes va dirigida, pero compañías como WaiveCar, una startup que de momento ofrece sus servicios por el área de Santa Mónica en California, Estados Unidos, creen firmemente que la relación puede ser una en la que ambas partes salgan ganando.

Para probar el punto, WaiveCar ha desarrollado un peculiar modelo de negocios que se basa en pura publicidad tradicional para traer un beneficio poco común a sus clientes: la posibilidad de alquilar un vehículo eléctrico -sin intermediarios más allá de una aplicación- sin costo alguno por las primeras dos horas de uso.

La única condición para disfrutar de esta facilidad es aceptar que esos vehículos integran publicidad digital en su parte superior, similar a la que se ve en taxis en ciudades como Las Vegas o Nueva York, pero con el elemento añadido de que es cambiante para ajustarse al momento y las circunstancias.

En pocas palabras, por esas dos horas de uso gratuito el usuario del vehículo estará haciendo las veces de valla ambulante. Pasado ese tiempo el costo de alquiler por hora es de 5.99 dólares.

De momento el servicio de WaiveCar está focalizado en el oeste de Los Angeles, pero, tal como puede verse en la entrevista realizada por el ingeniero Camilo a sus cofundadores, Zoli Honig e Isaac Deutsch, los planes de expansión contemplan Estados Unidos y más allá.

Para pertenecer a la comunidad WaiveCar basta con introducir los datos de la licencia de conducir y la tarjeta de crédito. La aplicación, disponible para iOS y Android, se encarga de indicar la presencia del carro eléctrico disponible más cercano. Si al término de uso requiere carga, se deja en una estación para los fines. De lo contario, se deja en cualquier estacionamiento legal.

Con su novedoso enfoque WaiveCar demuestra no solo que se le puede sacar beneficio a la publicidad, sino que también hace énfasis en la necesidad de cuidar al medioambiente al solo usar vehículos eléctricos. Esta es la clase de ideas que puede hacer un verdadero cambio a más de un nivel.