Home Wearables Immutouch, un wearable para que dejes de tocarte la cara

Immutouch, un wearable para que dejes de tocarte la cara

por Rocio Diaz
Immutouch

Aparte del lavado frecuente de manos y mantener la higiene en términos generales, una de las recomendaciones para evitar contagio por COVID-19 es evitar tocarnos la cara, especialmente ojos nariz y boca, pues estos son puntos de entrada del virus.



 

Este asunto de evitar que las manos lleguen a la cara podría parecer muy fácil, pero, en la práctica no lo es, pues a veces hasta de manera inconsciente nos encontramos haciendo esta acción. Peor aún, cuando sabemos que no debemos tocarnos la cara, el impulso no tarda en llegar, ya sea en forma de escozor en la nariz o cualquier otra molestia similar. Es el mismo efecto que cuando tenemos las manos ocupadas, pues siempre en ese momento algo nos molesta en el ojo o en cualquier otro punto de la cara. 

¿Qué hacemos entonces? A veces la tecnología tiene soluciones un tanto curiosas para estos casos, y aquí entra Immutouch, una pulsera diseñada para disuadir el mal hábito de ponernos la mano en la cara al emitir vibraciones y zumbidos de alerta. Para los fines integra sensores que dan seguimiento a los movimientos de la mano cada 10 segundos. Una aplicación guía la calibración y ofrece reportes del hábito y su potencial corrección.

Immutouch2

Pasos para usar y calibrar Immutouch

Por su forma de operar, resulta evidente que Immutouch toma como base los estudios de Pavlov de condicionamiento de la respuesta ante un estímulo, sea este negativo o positivo. Slightly Robot, la startup tras la propuesta, ya había desarrollado un wearable de características similares para tratar casos de tricotilomanía, una compulsión que lleva a quien padece el trastorno a arrancarse cabellos de manera continua. 

Como estamos en medio de una pandemia que se hace acompañar de una fuerte crisis económica, Slightly Robot ha puesto Immutouch a disposición del público a un precio de 50 dólares, lo cual equivale al costo de producción de las pulseras. Estas pueden conseguirse online, siendo el único problema en este momento que la mayoría de los couriers no están operando. 

Immutouch no es el primer wearable en tener por objetivo disuadir un mal hábito. Años atrás salió Pavlok con similar misión pero con un giro positivo, pues en vez de enfocarse en erradicar lo malo se anuncia como una solución para formar buenos hábitos.