Home Impresión 3D Impresiones 3D en metal son posibles con Filamet

Impresiones 3D en metal son posibles con Filamet

por Rocio Diaz
filamet

La impresión 3D, en teoría al menos, es capaz de reproducir cualquier cosa de una manera relativamente fácil y rápida. Aunque se han visto creaciones de chocolate, cera y otras mezclas un tanto frágiles, el material más común para estos procesos es alguna forma de plástico que al enfriarse se vuelve rígido y resistente.

Siguiendo un proceso aditivo que reproduce los elementos capa por capa con ayuda de algún programa de modelaje 3D, estas impresoras resultan de utilidad en la manufactura industrial de piezas de repuesto, prótesis y utensilios. A nivel casero, gracias a propuestas como MakerBot, pueden usarse para imprimir juguetes, adornos y otros elementos de uso diario.

Aunque el plástico reine a nivel de impresión 3D, no tiene por qué siempre ser así. The Virtual Foundry, que lleva años buscando la forma de trabajar el metal sin necesidad de recurrir a lugares especializados ni sofisticadas máquinas, ha desarrollado un filamento híbrido que puede usarse en la más simple impresora 3D para un resultado profesional y de calidad.

Filamet, que es como se llama el filamento híbrido, está compuesto en hasta un 88.8% por partículas de metal que se mezclan con resina termoplástica. Es un material que resulta ideal para la impresión de esculturas, piezas, trofeos y adornos que normalmente se hacen de metal.

Pese a que combina plástico, siendo esta la razón por la que puede usarse en una impresora 3D sencilla, The Virtual Foundry informa que exponer las piezas impresas al calor de un horno es suficiente para que no queden rastros de plástico. De igual forma, un proceso de pulido ayuda a lograr un acabado metálico aún cuando permanezca el componente de plástico.

El objetivo de The Virtual Foundry con Filamet, que pasó por una exitosa etapa de crowdfunding en 2015, es abaratar los costos asociados a la impresión tridimensional basada en metal. Por tratarse de un material menos flexible que el plástico las impresoras diseñadas para los fines cuestan alrededor de un millón de dólares y tienen ciclos de impresión que duran de 24 a 48 horas.

5 kilogramos de Filamet a un grosor de 1.75 milímetros valen 85 dólares en la página de The Virtual Foundry. Actualmente se ofrecen aleaciones de cobre y bronce con PLA (ácido poliáctico).