Home Curiosidades La tecnología que puedes vestir llega hasta los libros

La tecnología que puedes vestir llega hasta los libros

por Rocio Diaz

Era cuestión de tiempo: el concepto de la tecnología que puedes vestir aplicada a la experiencia de leer un libro, con resultados quizás inesperados. La idea, desarrollada por el Media Lab del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), se denomina “ficción sensorial” e implica una serie de sensores y efectos especiales diseñados para crear un ambiente que hace juego a lo que describe la lectura. 

¿Suena como algo surrealista? Quizás ese era el efecto que querían lograr los del MIT. Después de todo, el concepto ha sido aplicado a un libro con una trama algo compleja: “The Girl Who Was Plugged In”, de James Tiptree Jr. (Alice Sheldon), que narra la historia de una joven -P. Burke- deformada por distrofia pituitaria que vive en el mundo digital a través de un avatar llamado Delphi. A nivel digital la vida es lo más cercano a perfecta, tanto que Delphi hasta se enamora. El único problema es que P. Burke se enamoró de verdad, y por causa de la enfermedad, la situación en la vida real era imposible.

Con tantas emociones contrastantes, este libro de Triptree resultó ideal para el grupo de investigadores poner a prueba el concepto de “ficción sensorial”. Como puede verse en el video, la cubierta del libro incluye una serie de luces que bajan o suben de intensidad y que cambian de color según el pasaje que se esté leyendo. Las luces son para crear una realidad aumentada a nivel de ambiente, pero además hay vibraciones acorde a la lectura y sensaciones físicas remitidas a un chaleco que se conecta con esos sensores.

El chaleco es una parte importante de este experimento, ya que ejerce tacto y fuerza sobre el lector, de manera tal que las emociones y sensaciones adquieren un nivel de presencia física que no es posible conseguir con una lectura tradicional.

“Ficción sensorial” es tan solo un concepto experimental desarrollado por Felix Heibeck, Alexis Hope y Julie Legault con la idea de generar un debate en torno a la lectura interactiva y el posible futuro de este tipo de aplicaciones tecnológicas. ¿Qué les parece?