Home Pantallas Lo que viene: pantallas flexibles

Lo que viene: pantallas flexibles

por Rocio Diaz

La tecnología, lo mismo que la moda y el arte, es cíclica. Si hace dos años se puso de moda lo tridimensional, que apareció en todas las formas posibles, inclusive con avances que hacen de los lentes un accesorio obsoleto, todo parece indicar que a partir de 2012 las pantallas flexibles serán el tópico de moda.

Ya en enero de este año Samsung presentó en la Feria de Electrónica de Consumo (CES) de Las Vegas, Estados Unidos, un prototipo de pantalla súper delgada, con grosor de apenas 0.3 milímetros, y súper flexible. Se trataba de una pantalla equipada con diodos emisores de luz orgánica de matriz activa (AMOLED) con resolución WVGA de 800 x 480 píxeles y que podía curvarse sin problemas. En la ocasión, ejecutivos de Samsung hablaron de las ventajas de una pantalla de este tipo, con énfasis en que son mucho más resistentes que las pantallas regulares, por lo que serían prácticamente irrompibles.

samsung amoled flex

La pantalla AMOLED flexible de Samsung

En esta época en que abundan los smartphones del tipo iPhone, que estableció muchos de los parámetros que vemos al día de hoy, una noticia como esta es más que bienvenida. Cualquiera que haya tenido la experiencia de una pantalla rota sabe bien lo incómoda que es esa situación, pues para fines prácticos el aparato se echó a perder y lo más probable es que salga más barato comprarse otro teléfono y no mandarlo a reparar, dependiendo del caso. En lo que se toma la decisión, hay una posibilidad de salir cortado y de que el teléfono pueda usarse solo a medias. Lo mismo aplica a televisores, laptops y computadoras.

El concepto de las pantallas flexibles lleva varios años en desarrollo, específicamente desde 2004. En enero de ese año, un equipo de ingenieros de la Universidad de Toronto (Canadá) presentó variantes flexibles de pantallas OLED montadas sobre películas de plástico transparente o de metales reflectivos, materiales mucho menos rígidos que el vidrio que normalmente se usa en la fabricación de pantallas. En ese mismo año, France Telecom anunció la creación de pantallas flexibles que podían usarse sobre la ropa y que podían sincronizarse con el teléfono celular. En 2007, Sony presentó su propia versión de pantalla flexible, tecnología que volvió a presentar corregida en 2009 con un prototipo funcional basado en tecnología OLED sobre plástico flexible. LG Philips, HP y Nokia son otras compañías que han incursionado en el tema, mientras que laboratorios de universidades como las de Arizona y Toronto siguen presentando avances.

Estas semanas han probado ser decisivas para discutir el futuro de las pantallas flexibles, con anuncios prometedores a cargo de Samsung y Nokia. Mientras que Samsung se ha concentrado en pantallas flexibles enfocadas por el lado de la durabilidad y la resistencia, Nokia ha pretendido llevar las cosas más lejos con un prototipo llamado Kinetic, un smartphone presentado en Nokia World y cuya característica especial es que la interfaz reacciona según sea curvada la pantalla. Si bien no hay fecha de lanzamiento pautada para Kinetic, ejecutivos de Samsung se muestran optimistas de sacar teléfonos con pantalla flexible durante la primera mitad del 2012.

El concepto de las pantallas flexibles tiene aplicaciones que van mucho más allá de su uso en teléfonos. Televisores, monitores, laptops y tabletas se pueden beneficiar de la tecnología, e incluso hay visiones futuristas de productos tan flexibles que pueden doblarse hasta su mínima expresión para que no ocupen espacio y también se ha hablado de la posibilidad de convertir paredes enteras en una sola gran pantalla flexible que muestre contenido a conveniencia del usuario. Se ha hablado por igual de la posibilidad de elaborar ropas enteramente de pantallas flexibles, aunque la funcionalidad de eso está por verse.