Home Seguridad Malware y piratería van de la mano

Malware y piratería van de la mano

por Rocio Diaz

 

piracy-645x250

Imagen: The Next Web

¿Te ves tentado a instalar software pirateado en tus equipos? Ten en cuenta que hay un vínculo directo entre piratería y malware y que ello tiene un costo, que para este año ha sido calculado en nada menos que 500,000 millones de dólares a nivel empresarial por concepto de seguridad y violaciones de datos. 

El dato lo ofrece un estudio realizado conjuntamente por IDC y la Universidad de Singapur, donde por igual se establece que los consumidores a nivel individual gastarán 25,000 millones de dólares por amenazas de seguridad derivadas del uso de software pirateado y las consecuentes reparaciones requeridas.

¿Vale la pena todo esto? Hay gente que ha confesado aprovechar la piratería porque las licencias de los programas son muy caras, algo que poco a poco deja de ser una excusa válida porque compañías como Apple y Microsoft se han unido a la tendencia de bajar los precios. Sin embargo, la práctica persiste, aún cuando 60% de los consumidores que participaron en el estudio de IDC y Universidad de Singapur expresaron temor a que sus datos se perdieran tras instalar software pirateado.

No solo la gente teme perder sus datos, sino que se preocupan por la posibilidad de operaciones en Internet no autorizadas (51%) y el secuestro de correo electrónico, redes sociales y cuentas de banco (50%). Aún así, 43% de las personas encuestadas confesó no instalar actualizaciones de seguridad, con lo cual dejan sus computadoras vulnerables a los ataques de los delincuentes cibernéticos. A nivel de América Latina, donde el costo se ha calculado en 30,000 millones de dólares, el estudio revela que 36% de los usuarios de México y Brasil no instalan herramientas de seguridad.

Captura

A nivel gubernamental, los temores son los mismos, estando la pérdida de secretos comerciales o de información competitiva en primer lugar (59%), seguido por acceso no autorizado a la información gubernamental confidencial (55%) y el impacto de los ataques cibernéticos en la infraestructura crítica (55%). Se estima que los gobiernos pudieran perder más de $50,000 millones de dólares por concepto de costos relacionados con el malware en software pirata.   

El estudio de IDC y Universidad de Singapur, titulado “The Link Between Pirated Software and Cybersecurity Breaches”, fue publicado como parte de la campaña “Play It Safe” de Microsoft, una iniciativa global para crear consciencia sobre la relación entre el malware y la piratería. A continuación, otros resultados a destacar:

  • Casi dos terceras partes de las pérdidas de las empresas ($315,000 millones de dólares) se deberán al crimen organizado
  • Los mercados América Latina incluidos en el estudio –México y Brasil- perderán $18,200 millones de dólares por la misma razón
  • Casi el 20% del software pirata en las empresas lo instalan los empleados
  • 38% de los encuestados de México y Brasil admitieron que instalan su propio software en las PCs del trabajo
  • El 28% de los entrevistados en empresas informaron sobre violaciones a la seguridad que causaron fallas de red, computadoras o sitios web cada cierto tiempo; el 65% de esas fallas fueron provocadas por malware en las computadoras de los usuarios finales

Para este estudio de IDC y Universidad de Singapur fueron consultados  a 1,700 consumidores, trabajadores de TI, directores de información y funcionarios de gobierno en Alemania, Brasil, China, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Japón, México, Polonia, Reino Unido, Rusia, Singapur y Ucrania. Asimismo, fueron analizadas 203 computadoras adquiridas en Brasil, China, Corea del Sur, Estados Unidos, India, Indonesia, México, Rusia, Tailandia, Turquía y Ucrania.

La investigación de este año es una extensión del estudio conducido por IDC en el 2013, “The Dangerous World of Counterfeit and Pirated Software”, diferenciado por la actitud de los funcionarios de gobierno y el análisis de los mercados nuevos, lo cual permitió establecer la conexión económica con la delincuencia cibernética.