Home Local ¿Qué tiene de malo una fusión Tricom-Orange bajo Altice?

¿Qué tiene de malo una fusión Tricom-Orange bajo Altice?

por Rocio Diaz
Altice-logo-2017

Tal parece que a nivel de telecomunicaciones en República Dominicana no salimos de un debate. Haces dos meses el tema era la existencia o no de la famosa red 4.5G de Claro, luego vinieron las acusaciones Viva-Orange y viceversa, y ahora resulta que se objeta la fusión Tricom-Orange bajo Altice Hispaniola.

Para quienes no lo recuerdan, el tema de la fusión Tricom-Orange está vigente desde 2013, cuando la europea Altice anunció primero la compra del 88 por ciento de las acciones de Tricom y luego, con apenas semanas de diferencia, la compra del 100 por ciento de las acciones de Orange Dominicana luego de que su compañía matriz decidiera meses atrás vender su negocio en el país.



La movida de Altice ocurrió a finales de 2013, y en ese entonces todo parecía ir bien. Como parte del proceso de adquisición hubo un periodo de adaptación y logística a nivel de las empresas que ha ido derivando en una presencia cada vez más fuerte de Altice en el país, tanto a nivel de imagen como de actividades. Incluso, en mayo pasado se anunció de manera oficial que tanto Tricom como Orange se convertirán en Altice, momento que además estuvo marcado por la nueva imagen global de la compañía.

¿Cuál es el problema?

Cuatro meses después de este anuncio realizado en mayo resulta que el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL) objeta la fusión Orange-Tricom porque la misma generaría una concentración económica excesiva tanto de participación de mercado como de frecuencias en uso del espectro radioeléctrico.

¿Será cierto esto? Resulta curioso que en 2013, cuando empezó todo este tema, INDOTEL no presentara objeciones, procediendo en 2014 a autorizar la venta de Tricom y el traspaso de Orange a Altice. Según se reporta, la entidad gubernamental cobró los impuestos de lugar en su momento, y las cosas han ido siguiendo su curso, incluyendo el nombramiento de Martin Roos como CEO de Altice Hispaniola en febrero 2016.

Martín-Roos-CEO-Rep-Dom

Martin Roos, CEO Altice Hispaniola

Más que un monopolio, la fusión de Orange y Tricom bajo Altice daría lugar a una interesante competencia con Claro, multinacional que ofrece servicios de telefonía móvil, internet, línea fija y televisión por fibra óptica, con un nivel de satisfacción que, al decir de sus clientes, es considerablemente bajo. Tricom, por su parte, se especializa en líneas fijas, incluyendo Internet, y televisión por cable, mientras que el fuerte de Orange es telefonía e internet móviles. La fusión los pondría al mismo nivel de Claro.

Como suele ocurrir con esta clase de temas, la confusión ha permeado el asunto, llegándose a afirmar que INDOTEL rechazó la fusión. La realidad es la siguiente: ea entidad gubernamental objeta la movida, y por este motivo la condiciona a la expropiación de 30MHz del espectro radioeléctrico de Altice. Esta propuesta, que probablemente pocos imaginan lo que implica, ha sido rechazada de plano por Altice.

Las consecuencias de la objeción

Dicen que en este tema INDOTEL-Altice hay intereses de Claro RD por el medio, algo que el propio Martín Roos denuncia en una nota de prensa.

Varias preguntas surgen, una de ellas bastante obvia: si Claro ofrece el paquete completo de servicios, ¿no se beneficiaría el cliente al tener más de una opción de dónde elegir? Podrá argumentarse que ahora mismo existe esa posibilidad, pero no de parte de una misma empresa, que es lo que ofrecería Altice de aprobarse finalmente la fusión.

Una fusión, por el lado corporativo, implica reducción de costos operativos, sinergias, logística unificada y otras ventajas que al final resultarían en ofertas más atractivas al cliente a nivel de precios y condiciones. La competencia resultante a su vez podría incidir en la calidad del servicio brindado, que hasta ahora no es la mejor en ninguna de las prestadoras.



De reducirse en 30MHz el espectro radioeléctrico de Altice, como propone INDOTEL para aprobar la fusión, Altice perdería capacidad, reflejándose esto más adelante en un servicio poco satisfactorio, que es precisamente lo que nadie quiere. Por ese lado, el cliente sería el gran perdedor, dándose más peso a la percepción de que, efectivamente, el ente regulador no vela por sus intereses.

Ya en este punto, tan solo queda esperar. Si la fusión se echa para atrás, las consecuencias no serán solo para el cliente o el mercado como tal, sino que el país podría verse afectado a nivel de inversión extranjera. Después de todo, ninguna empresa quiere invertir donde no le den garantía jurídica o haya inestabilidad a nivel de procesos y burocracia.

ACTUALIZACION: tal parece Indotel y Altice Hispaniola llegaron a un acuerdo, o por presión dejaron el condicionamiento sin efecto, porque desde las 7:45 p.m. del lunes 20 de noviembre Orange y Tricom oficialmente pasan a llamarse Altice. 

ACTUALIZACION 2: 10 días después del lanzamiento oficial de Altice Dominicana el Consejo Directivo del Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel) aprobó la fusión de Orange y Tricom bajo la nueva compañía, cambiando de paso las exigencias que la condicionaban. Ya no se contempla expropiación de 30MHz del espectro radioeléctrico. En vez de eso, se exige expandir la cobertura con una inversión a 3 años no menor de 625 millones de pesos.