Home Opinión ¿Se consume más data en LTE?

¿Se consume más data en LTE?

por Rocio Diaz

LTE, una tecnología de conectividad a la que se tiene acceso en la República Dominicana desde 2012 de forma bastante limitada y accidentada, es conocida por ofrecer velocidad y desempeño más robustos que su predecesor 3G, que aún se usa ampliamente en este y otros países.

Una velocidad más rápida no solo permite navegar la Internet con más facilidad, sino que agiliza procesos y, en general, aumenta la productividad individual de cada usuario. Asimismo, la visualización de ciertos contenidos gráficos, como streaming de videos, suele mejorar sustancialmente.

Los beneficios de LTE sobre 3G y cualquier otro estándar anterior quedan claros, pero, vale preguntarse, ¿consume más data? Usuarios que recientemente han cambiado a LTE reportan haber gastado su data más rápido que lo habitual, aún sin haber variado sus hábitos.

Responder a esta pregunta de manera puntual se dificulta porque cada caso es único y existe la posibilidad de que si una persona veía en promedio 3 videos al día con su conexión 3G ahora mire 4 ó 5 debido a la facilidad con que cargan y se reproducen en LTE. Esto es solo un ejemplo. Otra posibilidad es que, al completarse los procesos más rápido, el usuario decida aprovechar aún más su tiempo resolviendo asuntos por esa vía.

Un ejemplo de mayor uso asociado a los beneficios de LTE lo ofrece Rupert Baines, con experiencia en WiMax, WCDMA y otras tecnologías, al responder esta pregunta en Quora. El año pasado usuarios LTE en Corea del Sur consumieron mensualmente un promedio de 2.2 GB de data mientras que usuarios de 3G apenas llegaron a 1GB, lo que constituye una diferencia de 132%. En Japón la diferencia fue de 67%, mientras que en Estados Unidos fue de 36%.

Fuera del uso que se le da al smartphone y la configuración del mismo, hay factores técnicos que podrían explicar un mayor consumo de data en LTE comparado a 3G. Por ejemplo, streaming de video en conexiones usando LTE usualmente significa que el proceso de buffering o almacenamiento en memoria intermedia se completa antes de llegar al final. En contraste, en conexiones 3G y anteriores el buffering suele ser más lento, de manera que si pausamos y cerramos antes de que finalice el video es muy probable que el mismo no haya cargado completo, lo que significa menor consumo de data.

Hay igualmente aplicaciones que aprovechan las ventajas de LTE y emplean más data para mejorar la calidad del contenido mostrado. Una vez más, el mejor ejemplo es streaming de video. Para estos casos la recomendación es revisar la configuración en cada aplicación para controlar estos elementos. Por supuesto, una de las mejores maneras de controlar el consumo de data es restringir el uso de ciertas aplicaciones a conexiones WiFi.

Ustedes, ¿han notado alguna diferencia en su consumo de data al cambiar a LTE? Compartan sus experiencias en la sección de comentarios. Mientras, pueden ver aquí una comparación de LTE entre Orange Dominicana y Claro.