Home Destacados Seinfeld, Friends: series clásicas retoman interés vía streaming

Seinfeld, Friends: series clásicas retoman interés vía streaming

por Rocio Diaz
Seinfeld

Este año, por si no han caído en cuenta, “Friends” celebra el 25 aniversario de su estreno en 1994. “Seinfeld”, por su parte celebra 30 años de tal acontecimiento en 1989. 



Para quienes vieron y disfrutaron estas series de televisión, dentro y fuera de los Estados Unidos, su país de origen, podría parecer en ocasiones que el tiempo no ha pasado, aún cuando la primera finalizó hace 15 años y la segunda lo hizo hace 21. 

¿A qué viene este preámbulo? Hay actualmente una suerte de guerra a nivel de plataformas de streaming por ver cual obtiene los derechos de transmitir en ese formato series de televisión clásicas como Seinfeld o Friends, siempre a base mucho billete, pues, según reportes, la primera costó 425 millones de dólares a WarnerMedia, destronando a Netflix en el proceso. Netflix, por su parte, cuadró con Seinfeld esta semana, pagando una suma que se asume es superior a los 500 millones de dólares. 

Antes de continuar, una pequeña aclaración: Friends forma parte de la oferta actual de Netflix, pero a partir de 2020 esta pasará a la nueva plataforma de streaming de Warner Media, HBO Max, representando este dato la otra faceta que se observa en streaming: exceso de plataformas, cada una buscando jalar público con una combinación de programación original y series clásicas o de legado como las mencionadas más arriba. 

Es un hecho conocido que una vez una serie finaliza, dependiendo de su popularidad, la misma no desaparece del todo gracias a un esquema de licencias de distribución que permiten su retransmisión. Hay también la posibilidad de comprar temporadas y episodios a través de sitios como Amazon o a través de suscripciones en sitios como Hulu o Netflix que se dedican al streaming. 

¿Qué tiene de especial entonces que Seinfeld pase a formar parte de la oferta de Netflix a partir de 2021? Oportunidad y coyuntura. El panorama del streaming es uno que rápidamente se está poblando de opciones que rivalizan y retan a jugadores ya establecidos como Netflix. A modo de ejemplo están Apple TV Plus, que ya entra en operación en noviembre 1, y las venideras ofertas Disney Plus, Peacock y HBO Max. 

En estos días ha sido noticia el que Netflix perdiera los derechos de Friends y The Office, la cual fue acaparada por NBCUniversal para Peacock, su venidera plataforma de streaming. Dado el caso de que estas series son viejos favoritos, llegando en algunos casos a nivel de culto, es probable que se repita el tema con otras series y programas que en su momento marcaron tendencia. 

Adicional a esto, podemos ver la cuestión desde un punto de vista cultural y del momento: la mayoría de las series nuevas que están debutando, sean originales de estas plataformas de streaming o propias de canales de televisión como CBS o ABC, siguen una línea que se va a los extremos: o es un drama oscuro y frío, con visos futuristas y macabros en ocasiones, o se trata de algo tan políticamente correcto e inclusivo que solo una minoría se siente identificada. 

Las series clásicas como Seinfeld y Friends pertenecen a una época donde la censura por excesiva sensibilidad no era la norma, y es por esta razón que algunos millennials que recién las han descubierto han expresado su disgusto, llegando a calificar a la segunda de sexista y homofóbica, señalando de paso la ausencia de gente de color. Cuando vean Seinfeld pegarán el grito al cielo porque esa es aún más irreverente. 

Ustedes, ¿qué opinan sobre este panorama? No deja de llamar la atención que el interés por la “televisión clásica” permanezca en esta época de extremos, pero, para ser justos, cada década tiene su contenido icónico, ya sea I Love Lucy en los 50s o The Brady Bunch en los 70s.